pesado, mala onda, pesadez, corto de genio, simpatía, buena onda, opinión
Imagen: César Mejías

La extraña moda de ser pesado y por qué hay que funarla

¿Qué le dio a la gente por ser pesada? ¿Acaso es signo de autoridad e inteligencia? Mane reflexiona sobre los variados estilos de la pesadez y alza su defensa de la buena onda. Lean y opinen.

Por Magdalena Cárcamo @manecarcamo | 2016-09-29 | 12:00
Tags | pesado, mala onda, pesadez, corto de genio, simpatía, buena onda, opinión
Relacionadas

Hay algo muy raro que viene pasando hace bastante tiempo. Ser una persona pesada se ha puesto de moda. Es una característica de las que muchos se vanaglorian, otros admiran y varios la entrenan como parte de un supuesto un atractivo o herramienta de poder.

Gente que justifica sus comentarios insoportables con un “Es que soy súper directa”, como si eso entregara inmunidad para decir o hacer lo que primero se nos cruza por la cabeza. Una cosa es ser sincera, otra muy distinta es decir: “Por Dios que es llorona tu guagua. Te admiro”. La franqueza se ha confundido con el descriterio y no tener filtros está lejos de ser considerado un problema.

Otro ejemplo. Cumpleaños en donde solo hay personas grandes, independientes, que trabajan hace años, tienen AFP y les preocupa el colesterol. En el fondo, adultos con todas su letras. Llega un invitado que saluda solo a los que conoce, no sale de su zona de confort y hacerlo entrar en una conversación, es tan difícil como saber dónde está carreteando Rafael Garay. No interactúa, parece estar sufriendo una verdadera tortura y si tratas de socializar con él, el festival de monosílabos con el que contesta es desolador. Sus amigos que tratan de salvarlo dicen casi con compasión “es que es súper corto de genio” o “es muy tímido, pero es súper simpático”, como un gran “boli” que lo exculpa de su tremenda insoportabilidad (perdonen pero esa palabra merece ser inventada para explicar mi punto). ¿De verdad lo consideran argumento para entender que un MOAI se muestre más expresivo?

A ver, no estoy pidiendo que baile arriba de las mesas y se presente a candidato concejal, sólo que se comporte como un adulto mínimamente educado. Los adultos equilibrados pueden conversar con todos de cualquier tema y saben adaptarse a los ambientes nuevos. Una cosa es ser piola, otra muy distinta tener menos calidez que frigorífico de Puerto Natales.

En la pega, lo mismo. Muchos jefes confunden autoridad con pesadez. Es más, cuando se trata de disminuir la imagen de la Presidenta Michelle Bachelet, es frecuente escuchar el “es solo una señora simpática”, como si catalogarla así fuera sinónimo de debilidad. El jefe que reta en público, el que logra que la oficina completa tirite cuando lo sienten llegar, al que nadie se atreve discutirle ni una coma, al que no se le conocen los dientes porque jamás sonríe, el que deja llorando a las mujeres en los pasillos y ridiculiza a los hombres en las reuniones, es la construcción del “ideal de líder” que muchas veces nos han presentado. Sólo hay que recordar a Margaret Thatcher, Mr. Burns, el Señor Zañartu o Marcelo Bielsa (Bielsistas no se lo tomen a la personal porfa, son solo ejemplos). He tenido hartos jefes y soy una convencida de que aquello/as con los que he terminado formando una relación de amistad, confianza (y no por eso menos respeto) son los que lejos han sacado lo mejor de mí tanto profesional como personalmente. Con los encargados de liderar a grupos humanos muchas veces uno pasa más tiempo que con la propia familia, vive momentos de alta tensión, se alcanzan logros maravillosos y me parece realmente rarísimo que se piense que es recomendable que uno los relacione con un rottweiler hambriento. Los jefes mala onda y distantes están tan pasados de moda como el cassette.

Hay otro tipo de pesadez, que es menos evidente pero igual de detestable: el infaltable sabelotodo. Ese que en una conversación sabe más del IPC que el economista, más de la epidural que el ginecólogo que está invitado a comer, le discute sobre los terremotos y sus causas a Marcelo Lagos y le dan tips de belleza a la Pin Montané. Además obviamente sus cuentos son siempre los más impresionantes, porque obviamente les ha pasado TODO. Si uno cuenta que se quebró las piernas, ellos las piernas y las costillas, si alguien osa a contar que estuvo cerca de la muerte, ellos no sólo estuvieron ahí, obviamente murieron, vieron el túnel y resucitaron, porque como lo dije antes todo lo imaginable les ha sucedido. AGOTADORES.

Como ya me estoy poniendo pesada con tanta crítica, rectificaré el tono de la columna y alzaré con pasión mi bandera: la defensa de la simpatía. Una virtud que no solo esta subvalorada sino que además desprestigiada. Me encanta la gente que es simpática y si hay algo que me gustaría que mis hijos fueran, es eso: simpáticos. La vida con un simpático es mucho más feliz. El simpático siempre mira lo positivo de la vida y no sólo lo piensa, sino que además lo comenta, algo importante porque eso hace que su buena onda sea contagiosa.

Al simpático le da lo mismo donde los sientan en un matrimonio, porque puede hablar con el mismo interés con un monje budista que con un cantante punk. El simpático es capaz de decirte que el informe que te pidió es el peor que ha visto en su vida, pero como lo dice con respeto, cariño y discreción, en vez de querer tirarte al puente, esos gestos sutiles te hacen ir corriendo a arreglarlo solo por no defraudarlo. El simpático puede ser el rey de la fiesta, sacar carcajadas hasta perder el control de esfínter o ser absolutamente piola, pero tener ese "no se qué" que lo hace tan agradable como un pisco sour en una terraza veraniega (ya, le puse color).

Aplaudamos la simpatía, premiemos la buena onda y partamos nosotros viviendo con flexibilidad y optimismo. Funemos la pesadez, porque aunque es tal vez atractiva en la etapa de conquista o descubrimiento, cuando ya se instala en cualquier tipo de relación estable, les aseguro que el sicólogo y los sicotrópicos están incluidos en el presupuesto como gastos fijos. Y la vida está muy cara para gastarla en un mala onda.

¿Están de acuerdo con esta visión? ¿Creen que la mala onda tiene más protagonismo hoy?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
seba tobar | 2016-09-29 | 13:42
3
Tengo un familiar directo que se excusa con el "es que yo soy directo" para decir pesadeces incluso cuando no es necesario o cuando nadie está hablando sobre un tema. Realmente una lata. Me pasa también que por mi pega llamo al extranjero y siempre que me atienden son super amables y aquí, sobre todo las secretarias, son super pesadas, como si eso fuera un requisito para el cargo.
responder
denunciar
apoyar
Ximena Lagos | 2016-10-04 | 16:43
0
Seba, no todas las secretarias son pesadas, solo que tal vez se encontraron con un jefe pesado y es resultado de un mal ambiente laboral; yo, soy secretaria, y soy muy simpática.
Saludos!
responder
denunciar
apoyar
Diego Ojeda | 2016-09-29 | 14:27
7
simple, si no quieres q le digan cosas a tu guagua, no lo invites a tu casa. si tratas de formar conversacion y no te pescan, no sigas tratando. Si es pesado, evitalo (y si es tu jefe y no lo soportas, cambiate de pega). No es que comparta las malas actitudes que se han ejemplificado en este articulo es solo que me parece que estas exigiendo algo demas, si el loco es introvertido porque tuvo un trauma cuando chico que se yo, y quizas esta tratando de empezar a sociabilizar, y mas encima le exigues que se comporte como un adulto promedio.
responder
denunciar
apoyar
Jorge Alvarado | 2016-09-29 | 17:00
5
Obvio que hay que cambiarse de pega. Es la papa misma en Chile como están las cosas. Abundan las pegas y las empresas están contratando en vez de echando a mucha gente.

No es tan fácil mijo como usted cree, así que se le agradecería un poquito más de empatía, o de simpatía.
responder
denunciar
apoyar
Mauricio Melo | 2016-09-29 | 17:30
2
Claro, en cuanto a la pega, es sencillísimo cambiarse, total, seguramente los bancos, el colegio y no se, la pensión de tus hijos va a esperar porque se te ocurrió quedarte sin trabajo porque tu jefe es pesado (claro que hay distintos grados de pesado, si ya te están insultando yo creo que hasta demando a la empresa por discriminación y acoso).
Entiendo el punto de que puede ser retraído por alguna razón que va mas allá de apariencia, pero he conocido pesados que son así, porque "ellos son así" y andan con ese aire de superioridad insoportable (a esos tipos los bajo al suelo desarmándolos con sus propios argumentos sólo por diversión), pero aun así, si esta persona hipotética va a algún lado con sus amigos, lo mínimo es intentar socializar, no es por el resto, es por uno, yo solía ser muy tímido, es mas me ponía rojo cuando tenia que hablar con una mujer, pero ahora aprendí a llevar el ritmo social (no es que sea demasiado, normalmente prefiero andar todo el día con pijama en mi depto), pero es bueno salir de tu zona de confort para crecer por tu propio bien.
responder
denunciar
apoyar
Ximena Lagos | 2016-10-04 | 16:39
0
Si mi jefe es "pesado" por qué yo me tengo que cambiar de trabajo, si el que está mal es él no yo? él es quien tiene que comportarse como gente, y él debería cambiar o irse. Lamentablemente en nuestra sociedad los que estamos bajo los jefes, pesamos menos que un paquete de cabritas y se privilegia el poder del jefe, antes que la salud mental de la gente que trabaja junto a él o depende de esa jefatura; conozco varios casos en mi trabajo, y se ha tratado hasta con sesiones con sicólogos, pero finalmente, todos están mal, menos el jefe.
responder
denunciar
apoyar
Syl Gonzalez | 2016-10-04 | 19:20
1
Ya capté.... usted es de los "directos".....
responder
denunciar
apoyar
Katherine Yañez | 2016-09-29 | 14:47
16
Magdalena, entré a la nota con tanto entusiasmo pensando el compartirla en mis redes sociales pero me encontré con que una persona tímida (término que calza con la descripción que das)resulta que es "pesada" ¡y por moda además! Como persona que sufro cada vez que tengo que hablar con alguien, que me angustio porque pienso que lo que diga puede ser erróneo y que me esfuerzo por no aislarme socialmente, te invito a reflexionar sobre lo PESADO que puede ser que otros hagan juicios negativos sobre ti solo al verte una vez y que basado solo en una observación simplista sean capaces de catalogar a alguien a pesar de que (según tu propio ejemplo) gente que sí lo conoce te dice que no es como crees. Efectivamente, como persona poco sociable me podría evitar el asistir a reuniones de "adultos" y quedarme sola en mi casa viviendo en mi propio mundo donde nadie me enjuicia ni critica por ser como soy... pero (insisto, según tu propio ejemplo) en esas reuniones hay amigos también, y quizás el tímido - o pesado, como prefieras - no va para hablar contigo, sino para compartir con sus amigos, a su manera, manera que a quienes lo conocen y aprecian no les molesta.

En relación a la idea en general del tema, concuerdo en que ser directo no tiene relación con ser hiriente o irrespetuoso pero recalco que los juicios apresurados también caen mal.

Saludos!
responder
denunciar
apoyar
Magdalena Cárcamo | Colaboradora | 2016-09-29 | 15:30
2
Katherine: muchas gracias por tu comentario ! Valoro muchísimo el tono y modo que usas para cuestionar mi columna. Muchos saludos!
responder
denunciar
apoyar
Katherine Yañez | 2016-09-29 | 23:01
0
No entiendo si este comentario es en serio o ironía, pero agradezco el tiempo que te tomas para leer y responder los comentarios digiridos a tí y mi comentario apunta a que si una persona en un grupo grande se ve sufriendo, no es que sea pesado, es que de verdad sufre... ;)
responder
denunciar
apoyar
Magdalena Cárcamo | Colaboradora | 2016-09-29 | 00:05
1
Katherine: mi comentario es absolutamente en serio. El género de la opinión siempre genera ruido y se valora cuando hay desacuerdos planteados en buena onda y con respeto. Mostraste otra mirada y eso siempre es enriquecedor. Gracias!
responder
denunciar
apoyar
Jorge Argueta | 2016-09-29 | 15:19
4
Hola Magdalena, empecé a leer tu nota por saber más, y me sentí tocado. Yo no soy pesado ni nada, saludo a todos los presentes pero si solamente conozco al que me invitó, realmente me cuesta socializar con otros. Creo que hay variantes entre lo que es ser pesado, antisocial y la timidez.
responder
denunciar
apoyar
Magdalena Cárcamo | Colaboradora | 2016-09-29 | 15:32
1
Gracias Jorge, una persona pesada no criticaría mi columna con la buena onda que lo haces tú. Gracias y consideraré tu opinión!
responder
denunciar
apoyar
Jorge Quezada | 2016-09-29 | 15:43
3
También me sentí plenamente identificado con el personaje "poco sociable" que no es capaz de compartir fuera de su círculo más cercano. Esta actitud no siempre responde a una necesidad de llamar la atención o por moda. Hay quienes simplemente nos cuesta más, pero no creo que eso nos vuelva tipos "pesados".

Saludos!
responder
denunciar
apoyar
Marion Morales | 2016-09-29 | 16:19
1
Hola Magdalena,me impactó como describiste a cabalidad a mi ex jefe, ya que es un ser vivo (porque no podría decir humano) increiblemente irrespetuoso. Pero me asombró tu descripción de la persona poco sociable que es invitada a una fiesta, porque soy una persona introvertida, y de verdad se sufre en situaciones sociales, y no es algo electivo, sino algo que tiene que ver con tu estructura mental, pero también es cierto que se puede trabajar y por mi profesión lo he aprendido (soy cuasi abogada), ser amable y simpático es algo que se aprende, y concuerdo que no se trata con ser el alma de la fiesta, pero si intentar pasarlo bien y salir de la zona de confort.

Saludos.
responder
denunciar
apoyar
Mauricio Melo | 2016-09-29 | 17:32
0
Exacto, es lo que postee mas arriba, uno aprende a socializar, no tienes por que ser el alma de la fiesta, pero interactuar hace bien, lo aprendí a la mala :P
responder
denunciar
apoyar
Miguel Arbeláez | 2016-09-29 | 16:50
8
Déjame agregar uno, esas personas que por ser de cierta manera o de otra juzgan a la gente "diferente" sin conocerlos, lo siento Magdalena, pero realmente no me puedo tomar en serio ésta columna si citas cosas como "Los adultos equilibrados pueden conversar con todos de cualquier tema y saben adaptarse a los ambientes nuevos."
Pues es exactamente ese el problema, no todos somos equilibrados y/o tenemos que serlos, ahora aparte de estar rodeado de ansiedad y otras cosas en eventos sociales tendré que estar preocupado para no parecer "pesado" porque a tu criterio eso es lo que somos los introvertidos.
responder
denunciar
apoyar
Magdalena Cárcamo | Colaboradora | 2016-09-29 | 00:08
0
Hola Miguel: primero feliz santo! Todavía estoy a tiempo. De eso se trata escribir una columna de la opinión , de presentar mi punto de vista. Eso me expone a que a personas como tú este texto les cargue. Y lo aceptó sin llorar. Saludos!
responder
denunciar
apoyar
Jean Machuca | 2016-09-29 | 17:03
0
Hola.

Quisiera compartir una breve experiencia ya que me parece interesante esta visión del jefe pesado, ya que en mi caso he tenido la oportunidad de ser jefe y gerente en más de una oportunidad y en el trabajo siempre tuve el papel de malo, muy distinto a la vida social que llevo entre amigos. Curiosamente muchas de las personas que alguna vez fueron subordinados y trabajaron con este pesado, hoy en día son mis amigos. También me tocó ver llorar a mujeres después de tener una conversación conmigo y te aseguro que quedé como el más malo de la película, y nunca importó el tacto que tuve para tratar con nadie. Es cierto que muchas veces los jefes caen en la arrogancia por falta de experiencia, pero creo también que no soportar a un jefe también es falta de experiencia. A mí también me tocaron muchos jefes PESADOS y no gasté un solo peso en el sicólogo ni pastillas para dormir por ese motivo. Creo que todo comportamiento es recíproco. Si quieres que la gente te sonría, sonríe. Si quieres que la gente te hable amable, habla amable tú primero. Si te afectan las malas energías de otras personas es probablemente porque en alguna ocasión no te comunicaste con propiedad o a tiempo para decir algo en buena forma. Simplemente si alguien es pensado contigo lo primero que tienes que hacer es invitarlo a sonreír y luego a realizar una acción que lo saque de tu antipatía, y si no eres capaz de hacer eso, entrena tus habilidades, ya que según mi opinión no es un problema de la otra persona, sino un problema de uno mismo. Saludos y muchas buenas energías
responder
denunciar
apoyar
den l | 2016-09-29 | 19:40
1
Soy profesora y créeme que la "profe amiga" siempre termina mal. Los alumnos se suben por el chorro. Un poco parecido a lo que dices de ser jefe.
responder
denunciar
apoyar
den l | 2016-09-29 | 19:43
1
¿Qué pasa si tu has sido amable, pero el otro insiste en pasarte a llevar?
responder
denunciar
apoyar
Jorge Alvarado | 2016-09-29 | 17:06
1
Le ponen color. Obvio que uno puede ser tímido. Yo también soy súper tímido y me cuesta socializar en ambientes que no conozco, por eso mismo agradecerïa montones que alguien como Magdalena, por ejemplo, se tome el tiempo de ir a hablar con uno, de tratar de integrarte. Obvio que yo no lo voy a hacer, así que, se agradece que alguien tenga la consideracón. Me ha tocado estar en lugares donde nadie te pesca h es una lata. 20 minutos de cortesía y chao no más.

Entonces, si alguien se da el tiempo de buscarme conversa, ¿Le voy a contestar con monosílabos y frases cortantes? Que rotería más grande. Muy pesado.

Esta bien ser introvertido, pero eso no es excusa para ser pesado.
responder
denunciar
apoyar
Mauricio Melo | 2016-09-29 | 17:34
0
Exacto!
responder
denunciar
apoyar
Javier Æøå | 2016-09-29 | 17:10
3
No cuestiono el fondo (que estoy de acuerdo con algunas cosas), sino la forma: las analogías no son siempre la mejor manera de hacer explicar las cosas, es más, a veces terminan distrayendo de la idea central. Terminé pensando por qué un frigorífico en Pto Natales estaría más helado que uno en cualquier otro lado del mundo y por qué un pisco sour sería relajante...más que el leer la nota.

Esas analogías podrían servir para (quizá) su monólogo de stand-up comedy, pero en texto no funcionan tan bien. Con todo respeto [Y no digo "con respeto" como meme, sino que realmente lo siento así]
responder
denunciar
apoyar
Magdalena Cárcamo | Colaboradora | 2016-09-29 | 00:11
0
Jajajajajajajajajajajja gracias Javier! Te creo que es con full respeto. Pucha, soy buena para la analogía!! Gracias por tu comentario
responder
denunciar
apoyar
Claudio Flández | 2016-10-07 | 04:18
1
no es que seas "buena" para la analogía... eres majadera U.U
responder
denunciar
apoyar
Benjamín Pérez | 2016-09-29 | 17:22
1
Mane, quiero decir que en este caso estoy totalmente en desacuerdo contigo, no creo que hoy la moda sea ser pesado, ¡al contrario! Lo que está de moda es ser simpático, abierto, dispuesto a escuchar, opinar de distintos temas, etc. Ser pesado está cada vez más mal visto y creo que eso de que la pesadez te da superioridad frente al resto es algo muy de hace una o dos décadas, cuando el éxito era lo más importante... Hoy lo importante es ser más feliz y creo que por eso la gente está más simpática, dispuesto a saber de la vida del taxista, dispuesto a compartir datos con desconocidos, preocupándose de ser más líderes que jefes, sociabilizando más con personas de diferentes realidades, preocupándose de los animales, formando causas comunes, sonriendo en la calle, siendo menos vergonzosos (un mal muy chileno), etc., y así mismo, evitando las pegas con jefes de m*****, recriminando al viejo que trata mal a la cajera, llamándole la atención o a la que gritonea a los niños,rechazando al que se pega en la bocina del auto, y así.
Obviamente, algunos de los personajes que mencionas siempre van a existir: el sabelotodo, el "directo", el con aires de superioridad, el amargado, etc.... Pero de ahí a que ellos estén de moda, ¡Dios nos libre! jaja
responder
denunciar
apoyar
Mauricio Melo | 2016-09-29 | 17:35
0
Desgraciadamente, he visto que esta mas de moda de lo que quisiéramos...
responder
denunciar
apoyar
Angela Millar | 2016-09-29 | 17:43
0
es que decir que "está de moda" es asumir que la gente quiere ser así, o que busca ser así, y no creo que sea el caso. Sobretodo en la gente tímida, que para mi no tiene nada de pesada, al contrario, creo que buscan como ser sociables pero les cuesta demasiado. Como tan lesa la gente que va a querer "ser pesado" mmmm...
responder
denunciar
apoyar
Mauricio Melo | 2016-09-29 | 18:04
0
Ese es el punto!, he conversado con esa gente y les he preguntado, por que son así, muchos me han dicho que es porque les gusta ser así (no me refiero a la timidez, ese es un punto y aparte, mas bien a los apáticos)
responder
denunciar
apoyar
Paper Luis | 2016-09-29 | 18:36
12
No estoy de acuerdo en absoluto.
¿Pq tengo que caerle bien al resto? Si no hago daño, que me dejen con mi cara de moai en un carrete.
Por otra parte, no confundamos ser apático con ser irrespetuoso. Puedo ser lo mas frío y calculador para decirle a un compañero de trabajo que la está cagando con todas sus letras... y me importa un maní si se le está muriendo la mamá o se ganó el Kino, es pega y debe hacerla bien. Nunca le faltaré el respeto, pero tampoco seré el mas amoroso del mundo. (Es trabajo, te pagan por hacerlo bien... )
Respecto a las relaciones fuera de la oficina: me preocupa caerle bien a los que me interesa, el resto de veritas se puede ir al carajo. Supieran (y de verdad supieran) a cuanta gente le soy desagradable sólo por el hecho de existir. Y me da lo mismo: ¿Pq? Porque como hay gente que preferiría escuchar un solo de Barticciotto que hablar conmigo, existen partners de la vida con los cuales estamos en las buenas, malas, feas, bonitas, dobles, en los cielos, etc...
La idea no es ser pesado, pero no me obliguen a tener que sonreirle a todo el mundo. Respeten mi metro cuadrado, que yo no me voy a meter en tu vida... simplemente porque no me interesa.
Saludos
@paperluis
responder
denunciar
apoyar
Syl Gonzalez | 2016-10-04 | 19:27
1
Hola..... leí atentamente tu comentario y, eres pesado.... y eso no te hace ni mejor ni peor... de hecho mi mamá, que es una madre preocupada, aprensiva, aún hasta ahora, tiene un estilo parecido al tuyo, y yo la amo mucho, pero no por eso deja de ser pesada, con el resto. :-)

responder
denunciar
apoyar
Claudio Flández | 2016-10-07 | 04:09
0
Te pagan por realizar un trabajo... no por hacerlo bien ni mucho menos mal... para dejarlo más fácil... te pagan por realizar tú tarea específica asignada.
El señalar una falla no da permiso para epítetos, menosprecios si vejámenes de cualquier tipo. No confundir con ser directo con ser agresivo y ofensivo... por si a eso te refieres con eso de "la está cagando con todas sus letras".
No, no te da lo mismo el ser pesado, pues cuentas con el colchón de los que consideras incondicionales. Eso te da permiso para actitudes que, dentro del círculo donde te manejas, sabes que son desagradables. Es como Superman... es héroe por que tiene poderes... eres odioso por que tienes al menos uno que te soporta.
Sin Saludos
responder
denunciar
apoyar
Paper Luis | 2016-10-11 | 11:31
0
Ojo Claudio: En la pega te pagan por hacer BIEN el trabajo. Tanto como no es un favor el que me hace la empresa por tenerme contratado, tampoco le hago un favor por hacer mis tareas. Es un trato de conveniencia recíproca donde uno pone lucas y el otro realiza labores (no siempre pre-establecidas)
Y creo que no me entendiste: Si a una persona le digo: "Tu pega está mal hecha, así no sirve" Ni la ofendo ni la agredo, sólo señalo un hecho. (Ni siquiera tiene un juicio valórico)
Por otra parte, si no ofendo a las personas, tengo el derecho a ser pesado. (Y no confundamos ser pesado con ser irrespetuoso) ¿Es obligación cambiar mi forma de ser para que la gente se ría conmigo o para que me saluden todos?
responder
denunciar
apoyar
Claudio Flández | 2016-10-11 | 11:47
0
Eso de hacer la pega bien, mal o lo justo es algo para otra nota. En todo caso Eso de hacer bien la pega, dando más de lo que es tu obligación, es parte de la moral del esclavo que expuso Friedrich Nietzsche, extrapolado al mundo laboral.

Si eres jefe, esta bien, es tu pega que lo realizado bajo tu mando sea como se te pidió o como lo definiste. Si eres colega... ahí ya hay un asunto de conducto laboral y si tu puesto es pertinente para evaluar a los demás.

Si las labores no están preestablecidas, estas ante una de las tantas malas practicas. Muchas veces por poner las lucas, te piden más de lo que puedes dar.

Con respecto a la ofensa a otra persona... y es parte de lo que reclamo en este artículo, no es posible determinar si un comentario en apariencia inocuo, puede molestar a quien lo recibe. Ser pesado o no es parte de una percepción cambiante en bases personales... no es algo constante en la comunidad. Es posible que te asocies con gente cuyo comportamiento y percepciones sean más o menos homogéneas, pero no significa que quien es catalogado de tal o cual cosa, sea realmente esa tal o cual cosa... o es un complicado lo que estoy exponiendo?
responder
denunciar
apoyar
den l | 2016-09-29 | 19:36
1
Primero: EEhh..a ver, cómo te lo explico, creo que has echado en el saco a 3 o 4 tipos de personas.
1) los que no tienen filtro, 2) los tímidos, 3) el jefe que reta en público, 4) el sabelotodo. De esta lista, los más preocupantes son el 1 y el 3. Esos son los tóxicos.

Segundo: ojo con eso de "esos gestos sutiles te hacen ir corriendo a arreglarlo solo por no defraudarlo" suena a que quieres complacerlo. Te pueden estar manipulando.

Tercero: Tal vez hay personas muy sensibles que confunden ser directo con ser pesado (mujeres llorando?! what?) sobretodo nosotros, los chilenos, que evitamos el lenguaje directo.
responder
denunciar
apoyar
den l | 2016-09-29 | 20:05
1
Bienvenido/a a la vida adulta: Estás solo/a trabajando codo a codo con gente malintencionada que en cualquier momento te hace una zancadilla, o gente desubicada que te tira una pesadez sin provocación alguna. Jefes que, aunque hagas bien tu trabajo, te ponen "la pata encima" solo para demostrar que pueden. Gente chanta que se gasta los presupuestos en beneficio personal, o la clásica sacada de vuelta. Gente envidiosa que cuestionará cualquier logro de tu vida. ¿Y qué decir de las burlas? Compañeros que ven el el sarcasmo algo "gracioso". Y tu corazón de niño/a tratando de sobrevivir en esta selva.
responder
denunciar
apoyar
Andrés Pavez | 2016-09-29 | 21:22
5
Qué mala columna. Está señora generaliza olímpicamente, y sus tallas "Es más X que Y" ya se han puesto bien lateras. Sin mencionar las faltas de ortografía.

Perdón, no quise ser pesado. Sólo estar "a la moda".
responder
denunciar
apoyar
Melissa Amaro P. | 2016-09-30 | 01:44
0
Antes me molestaba harto la gente pesada, pero luego conocí a una persona que es tan, pero tan desagradable que me ha ayudado a ser más tolerante, así que ya ni me molestan los que describes. Algo bueno hay que sacar de eso, jaja.
Yo también creo que hay que ser más simpático/a (aún no me resulta la empatía, que es como ir un paso más allá). No se trata de caer bien a todo el mundo o llevar la sonrisa todo el día, sino que es más un acto básico de urbanidad. La vida en nuestra sociedad ya es una paja, que no jodan xD

Por otro lado, nadie tiene la obligación de aguantar los desquites y pesadeces de otros, así que no hay para qué morderse la lengua si uno/a se siente atacado/a =D

Saludos!
responder
denunciar
apoyar
Alvaro Cerda | 2016-09-30 | 10:18
8
Estoy totalmente en desacuerdo contigo...yo opino (tal como dice la cancion de 31 min) que:

1.- No hay por que ser simpático si no lo eres..no hay que tratar de ser otro por caherle bien a los demas

2.- Hay que tratar de ser EMPATICO , y si o logramos seremos automaticamente mas simpaticos , ya que aceptaremos a los demás.

3.-La simpatía se suele confundir con seguridad , amistad y un monton de buenas características , pero es solo una herramienta social que nos permite ganar la confianza de los demas , es super necesaria y es algo bueno , pero no implica absolutamente nada mas.

4.-Estoy seguro que detras de los grandes fraudes y embarradas hay muchas personas muy simpaticas que no hacen bien su trabajo.

5.-Los jefes pesados que tratan sin respeto a los demás es porque no tiene mas herramientas , no saben como hacerlo de otra forma . Pero si esta a cargo es por algo (da lo mismo el por qué ).

6.-ME parece que el llamar a funar algo es absolutamente agresivo ...en una columna que trata de la SIMPATIA...hooo contradicción.


responder
denunciar
apoyar
Paulina Araya | 2016-09-30 | 12:00
0
Estoy de acuerdo contigo salvo en el punto de los jefes que no lo apoyo en lo absoluto. Si el jefe tiene que ser un líder, tiene que actuar como líder: motivando el trabajo, resolviendo conflictos, demostrar autoridad que nada tiene que ver con el abuso.

Lamentablemente esta tan culturalmente establecido que el jefe es aquel que ejerce la fuerza, que se acepta como algo positivo y actuamos sumisamente ante la violencia, mientras que el que propone algo distinto, en vez de apoyarlo le quitamos el piso por ser "débil".

La prepotencia es un acto de abuso de poder. ¡Y el respeto al otro es algo que nunca se debe perder! El llamado a la empatía es algo que debemos tener en frente en todos los ámbitos sociales.


responder
denunciar
apoyar
Claudio Flández | 2016-10-07 | 04:15
0
gracias a la autoayuda organizacional es que se tiene la noción de que el liderazgo es algo que se aprende... NOP, se adquiere. Es una cualidad asignada por tus pares basados en sus experiencias y capacidades y en tu inteligencia emocional.
responder
denunciar
apoyar
Claudio Flández | 2016-09-30 | 10:44
4
Lo que parte como falacia, termina en falacia. A priori del tema central incurres en confusión de conceptos (timidez o incluso agorafobia como si fuera pesadez) y estadísticas sin fundamentos (moda de ser pesado). Entiendo que es una columna de opinión y sin embargo, a pesar de la buena intención, caes en ser pesada (basada en lo anterior, llamas a FUNAR)... en mi opinión. Ser pesado no necesariamente es quien habla directo con violencia... también son pensados quienes en la buena onda opinan sobre algo puntual con aires de general y llaman al rechazo y castigo (definición de funa), al más puro estilo pasivo agresivo.
Más peligroso es la moda extendida del linchamiento social sin meditación del contexto que originó el fenómeno y sin ponernos de acuerdo en los conceptos clave.
Lo que quedó claro es que te molestan tal o cual situación social en la que te has visto incluida...
Ojo es tan molesto el agresivo, como el pasivo agresivo... ergo, me molestó tu opinión.

A quienes luego me tilden de antipático, les invito a leer "en defensa de la intolerancia" de Slavoj Žižek. Ahí expone lo que precisamente hice, en disconformidad con la verdadera moda de ser irresponsablemente tolerante...

Y por último, si, soy pesado... y hay que aprender a lidiar con los pesados... así como tienes que lidiar con quienes no hablan contigo en una fiesta... Es incomodó hasta que te das cuenta que estas siendo pesado legar a segundo plano la fiesta... que es lo que te convobaca
responder
denunciar
apoyar
Diego R | 2016-09-30 | 20:56
1
Muy bueno Mane, se agradece,


Sl2!
responder
denunciar
apoyar
Andrea Aedo | 2016-09-30 | 23:59
1
Hola Magdalena, muchas gracias por poner el tema. Solo agregar que no es cuestión de personalidad ni de carácter, ya que hay tímidos pesados y otros encantadores, y lo mismo pasa con los extrovertidos. Creo que vivimos en una sociedad bastante poco amigable y poco cordial. Ojala nos trataramos con mas simpatía y respeto!
Que tengan un buen fin de semana!
responder
denunciar
apoyar
José Wielandt | 2016-10-02 | 19:51
1
Magdalena, llevaba un tiempo pensando en registrarme y tu columna logró que lo hiciera.
Te comento que estoy parcialmente de acuerdo con lo que escribes. Resulta que si bien es molesto encontrarse con alguien pesado, también hay que empatizar, tal vez está cansado, durmió mal, está ahogado en deudas, es común que los peatones estén muy prepotentes en la mañana, tal vez por el exitoso sistema de transporte público que tenemos (?) o la gran calidad de vida que ostenta la mayoría de los chilenos (?). Hay que saber entender que alguien en un determinado momento no querrá hablar o cosas por el estilo. Claro que si es constante realmente me he dado cuenta de que es mejor dejar de lado a esa persona y bueno, saludar y esas cosas pero hacer caso omiso a los favores que pida, no me gusta que me utilicen (se den cuenta de ello o no. Incluso cuando le voy a preguntar algo muy puntual a alguien, pregunto cómo está y esas cosas). Lo que quiero decir es que hay muchos matices y situaciones circunstanciales que hay que considerar antes de decir que alguien es "pesado".
No vi la distinción entre ser pesado y ser directo, se les trata como si fuera lo mismo cuando están lejos de serlo. Muchas veces ser directo es mucho más sano que ser sutil, una ventaja es que se evitan confusiones y que la otra persona se pase rollos. Soy muy directo (en ocasiones), digo lo que quiero obtener sin muchas vueltas. "Te agregué porque me pareciste atractiva" es un ejemplo real. No quiero herir a la gente pero hay veces que "lo siento, pero tengo que decirte algo que no te va a gustar y es mejor que sea claro para que se entienda de mejor manera". No pienso que esto me haga ser pesado :/. Saludos.
responder
denunciar
apoyar
Daniel Mena | 2016-10-03 | 01:52
0
Me perdiste en "Cumpleaños en donde solo hay personas grandes, independientes, que trabajan hace años, tienen AFP y les preocupa el colesterol." A algunas personas simplemente nos cuesta hablar con otras si no tenemos muchos temas en común. Y tampoco podemos exprimir tanto los tópicos de las "AFP" y el "Colesterol". No se si la búsqueda de la simpatía sea una forma sincera de vivir, creo que basta con tener consideración hacia los demás y evitar ser un sacowe.
responder
denunciar
apoyar
Fierro | 2016-10-03 | 14:17
0
Creo que estas confundiendo el que alguien sea pesado porque se excusa de ser directo, cuando solo es un pelotudo, que esta claro que esos sobran y lo otro es los que subjetivamente te caen "pesados" porque no se comportan como esperas. Hay muchas diferencias y en general por lo mismo que mencionas si uno es un adulto equilibrado y maduro tampoco deberia sentirse intimidado por alguien pesado ni ser capaz de lidiar de forma efectiva con alguien asi, pero es escencial diferenciar si es un problema del otro o un problema de uno. De todas formas "ser pesado" no creo que sea el problema, ya que no hay una sola forma de serlo, creo que de fondo el problema es la gente que excusa su flojera de empatizar o de controlar su poco caracter con actitudes agresivas y "hablar directo" cuando solo dicen mierda de la que no quieren hacerse responsables.
responder
denunciar
apoyar
Rodrigo Gatica | 2016-10-03 | 14:54
0
Hola!
Encuentro que tienes bastante razón en ello de que ser pesado es como una especie de mala moda. En mi caso, me gustaría tocar el tema laboral: la relación jefe-colaborador. Lo que describes creo que va muy de la mano con la gente que a primera vista parece seria y de ceño fruncido: en nuestra sociedad es sinómino de alguien "ocupado" o "importante". Creo que ambas figuras pertenecen a un estilo de mandato (no liderazgo) muy arraigado en el subconsciente nacional: el trompa, el patevaca, el jefe chicotero, negrero y con empatía cero va a la baja en este siglo. Ahora veamos el otro lado: hay colaboradores (porque "empleado" suena refeo) que si se les trata con simpatía, entiende que el jefe es "débil" y que practicamente puede hacer lo que se le antoje, total el jefe es "buena onda" y no le "va dar color". Socialmente, hay un círculo vicioso con esas dos categorías de roles. Comparto plenamente que debemos apuntar al ser carismático, al demostrar emociones y ser empáticos con los intereses y emociones de los otros: más que mal, somos todos humanos. Mas en un sistema perverso y antropófago como el nuestro, no son en todos los escenarios laborales en donde puedes ejercerlo. Nos falta mucha cultura en este (y varios) aspectos de nuestra convivencia diaria.
Por otro lado, quien opta por "convertir" su actitud a algo que simplemente no es, es sinónimo de una tremenda falta de amor propio.

Mi humilde opinión. Me gustó mucho tu artículo.
Saludos
responder
denunciar
apoyar
Yair Berríos Núñez | 2016-10-04 | 09:11
0
Estoy de acuerdo con todo excepto la crítica la gente introvertida, creo que no tiene nada que ver con el tema. Hay gente que no le cae bien la gente que no conoce y no siente necesidad de hacer amigos. La norma de educación llega hasta saludar, no tener que abrirse a una conversacion con cualquier fulano o fulana. Y bueno, la crítica a ellos que planteas considero que esta basada en prejuicios sin fundamento, considera que algunos autores catalogan la timidez dentro de las múltiples inteligencias (extrapersonal e intrapersonal) y eso no tiene nada que ver con un asunto de madurez.
responder
denunciar
apoyar
Alejandra Jiménez | 2016-10-04 | 10:18
1
Yo creo q a lo que va la Mané no es al introvertido, si no a las respuestas monosilábicas que demuestran falta de interés, yo creo q uno capta la diferencia entre el tímido y el que no está ni ahí en responderte un Hola.
responder
denunciar
apoyar
Alejandra Jiménez | 2016-10-04 | 10:16
0
Mané, eres de las mías, de las que se toma las cosas con andina. Si uno tiene un problema, pero tiene solución, para que preocuparse, hay q seguir la solución y si no tiene solución, para que preocuparsen,oo tiene solución, habrá que hacer otra cosa. En general yo no discrimino a la gente si es pesada, trato de alegrarle el día solamente. Y si no funciona, ya no los pesco y se acabó el problema. Ahora si se trata de un jefe, debo admitir que no he tenido la mala suerte de tener bronca con alguno, creo que buscaría la forma de llevarnos bien, te encargo el estrés de soportar un ogro a diario, no hay hígado que aguante.
responder
denunciar
apoyar
Valeska Loyola | 2016-10-04 | 15:47
2
Hola, primera vez que escribo y decir que me encanta leer el definido, siempre hay algo interesante que leer. Ahora la nota que escribes, precisamente ayer hablaba con mi pareja de esto, en el lugar en el que trabajo tengo un pequeño cargo en el cual estoy a cargo de un grupo de personas mientras la jefa no está, en resumen he sido buena onda, con los permisos, faltas y demases, no me considero la persona mas buena onda around the world, pero soy la pesada que describias en la nota, de hecho siempre he creido que la estructuras piramidales no sirven porque no te hacen sentir parte de la institución, sino mas bien me inclino por una estructura horizontal, a mi juicio a si funciona mejor. Pero tristemente me he dado cuenta que nuestra idiosincrasia chilensis nos juega en contra, y es por eso que paulatinamente he cambiado mi actitud de buena onda y relajada a malhumorada y mas estricta... actitud que odio porque no va conmigo pero ha resultado ser la única forma en que las cosas funcionen mejor en la pega. Mi comentario aplica más a la pega, pero como dije ayer a esa persona pesada la crearon no se convirtió sola y con eso hablo de mi y otras personas que he conocido en el camino.. es una lata, para mi una lata, porque creo que todo funciona mejor en la buena onda, todos andamos mejor, pero molesta las faltas de respeto o más bien el aprovechamiento de esa buena onda, el no poder distinguir de la persona que recibe la buena onda cual es límite entre buena onda y patudez ... eso quería decir, justo un tema que ha estado dando vueltas en mi cabeza.. gracias por leer, larga vida a El Definido y espero que la recepción de la buena onda se reivindique y todo sea mejor :)
responder
denunciar
apoyar
Ángela Ferrari | 2016-10-04 | 19:11
0
Pucha, me llegó al alma la columna. Es qué soy re-pesada entonces!
Resulta que soy "sabelotodo" por naturaleza, juro que trato de evitarlo, pero es difícil. Y cuando tengo que hablar con la gente es una tortura, porque no sé qué es lo correcto para decir (no me digan lo que te salga natural...no funciona!) y evito hablar mucho para evitar aburrir a todo el mundo. Por lo que probablemente conteste con monosílabos, pero es que no se me ocurre nada interesante y no aburrido que decir. El problema es que me gusta hablar hasta por los codos! De verdad es un dilema complicado. jajaja

PD: Detesto a la gente que dice cualquier pesadez porque "es directa". Siento que es la forma adulta de hacer bullying. En su "sinceridad" les importa un comino cómo se sienta la otra persona y hacen sentir mal a todos alrededor. Lo mismo con los jefes que confunden ser profesional con ser prepotente. El resto, si no le hacen daño a nadie, qué importa?
responder
denunciar
apoyar
Fabian Berg | 2016-10-04 | 22:39
1
Malo y rasca el artículo… mas encima con chiste tan fome, creyéndose simpática. Lo peor, el párrafo donde habla de la gente tímida. No puedes tratar así a la gente con problema de comunicación, timidez y nerviosismos, obviamente deben ser tratados (por especialistas) pero tampoco es para que lo traten así, es más hay que tratar de empatizar con esas personas. Si a usted como periodista le cuesta entender a esa gente...creo debe tener un problema de aceptar a la gente tal como es (tolerancia). También podemos hablar de los tipos y tipas que simplemente no saludan porque sus egos están en las nubes y se les cataloga como “simpáticos”...Ahora ojo que tanta simpatía puede disfrazar una conducta traicionera, ambiciosa y poco consecuente.
responder
denunciar
apoyar
Fabian Berg | 2016-10-04 | 23:58
0
Malo y rasca el artículo… mas encima con chiste tan fome, creyéndose simpática. Lo peor, el párrafo donde habla de la gente tímida. No puedes tratar así a la gente con problema de comunicación, timidez y nerviosismos, obviamente deben ser tratados (por especialistas) pero tampoco es para que lo traten así, es más hay que tratar de empatizar con esas personas. Si a usted como periodista le cuesta entender a esa gente...creo debe tener un problema de aceptar a la gente tal como es (tolerancia). También podemos hablar de los tipos y tipas que simplemente no saludan porque sus egos están en las nubes y se les cataloga como “simpáticos”...Ahora ojo que tanta simpatía puede disfrazar una conducta traicionera, ambiciosa y poco consecuente.
responder
denunciar
apoyar
Demian Delacroix | 2016-10-06 | 01:33
0
Pensé que encontraría algo más de calidad en este articulo. Parece algo más hecho por la tonta de la oficina que por alguien más seria.
Nada que decir, no toda la gente tiene que ser simpática, no todo el mundo tiene que encajar perfectamente en tu mundo de bills y pap.
Hay gente que derechamente se siente incómoda con los demás.
Hay gente que prefiere la soledad, hay gente que se cae mal simplemente por que sí.
Y bueno, quería sacarlo de mí esto xD no me hago el interesante, solo (al igual que el articulo) doy mi arbitrario punto de vista.
Saludos!
responder
denunciar
apoyar
Sebastian Cruces | 2016-10-06 | 14:49
0
Lo interesante ha sido leer los comentarios... En ellos aparecen los descargos de muchos pesados. Yo creo que el ser pesado es un asunto de temperamento mezclado con falta de respeto. De lo leído opino:
- Los sin filtro: Son pesados con "disculpa"... "ups no tengo filtro" En el fondo saben que sus comentarios son tóxicos, pero les gusta decirlo igual.
- El tímido: no lo considero pesado, mas bien es alguien con quien hay que aplicar empatía.
- El jefe pesado: En lo personal da lo mismo si el jefe es pesado, lo que importa es que sea justo. A veces un jefe demasiado simpático no logra imponerse, sobre todo si los subalternos son pesados.
- El sabelotodo:Si es entretenido, no es pesado... si es presumido es pesado. Depende del caso, caen muy mal cuándo empiezan a citar autores que nadie conoce, así como para "impresionar".
Me gustó el artículo, salvo por el lamentable llamado a "funar".
Un Saludo
responder
denunciar
apoyar
Claudio Flández | 2016-10-07 | 03:54
0
En realidad no es que existan tipos de pesados... la "pesadez" es un concepto manipulado de tal manera que, es pesado quien por diversas razones no nos agrada. Y si se está en una comunidad homogénea, da la sensación de ser una máxima que la persona es pesada, cuando en realidad es la suma de percepciones a fines las que califican al ídem.

Lo de los "sin filtro" es más una exculpa para bajar el impacto de los comentarios. Así como los diminutivos o los eufemismos. Es una costumbre que va de la mano con el fenómeno del "juicio basado en el contrato social" y no son indicación necesaria sobre la conciencia sobre la violencia del mensaje, si no más bien, sobre la posible reacción adversa de quien lo recibe.

Por otro lado, no es justo atribuir al narcisismo el uso de las citas (aun que puede ser una motivación) ya que estas nos ayudan a investigar a posterior lo que se nos indica. Parte de que seamos estafados en la vida, es por que no solo no exigimos citas, si no que no las verificamos. Una vergüenza si tomamos en cuenta que estamos en la era de la información.

Ningún Saludo
responder
denunciar
apoyar
Mauricio López | 2016-10-11 | 18:22
1
Magdalena, adhiero a tus ideas, pero parece que fue un poco difícil hablar del tema porque parece que hay muchos lectores que se sintieron identificados y que no desean ser funadas.

Me considero persona simpática, livianito de sangre, tengo facilidad para dar con algún comentario gracioso y hacer reir una que otra persona, quizá por eso entiendo muy bien tu artículo. La simpatía me ha abierto buenos caminos, pero las personas que no son simpáticas porque no pueden/no quieren de forma temporal/eterna se las han arreglado de otras formas para hacerse ver y escuchar. Ahora si al final del día terminas con una sonrisa en la cara o con tensión muscular del cuello depende de cada uno.

Debo reconocer que las pocas veces que me he topado con alguien pesado ha sido un tanto incómodo, pero nada que no se resuelva con caminar unos pasos más y hablar con otra persona.

Pero por otro lado, otro ejemplo, mi pareja pidió hora con un pediatra, pero le cargó lo pesada que era la secretaria del pediatra, por lo que decantó en pedir hora con otro pediatra de confianza, pero con una secretaria que mi pareja la define como "un amor". Si la pesadez se traduce en mala cara y mala actitud terminas alejando a las personas, poca utilidad en lugares donde se busca acercar a las personas.

Más que una invitación a la simpatía, yo haría una invitación a la empatía. Y teniendo esto de fondo podemos usar la simpatía como herramienta.
responder
denunciar
apoyar
an go | 2017-03-13 | 08:59
0
añejo el artículo, pero hoy mi pareja me dijo que soy mas pesado que simpático y eso me preocupó.
y creo que se refiere porque tengo una estructura moral muy cuadrada, dado que para mí son muy importantes los valores "códigos" ejemplo:ella tiene 2 hijos, de 17 y 4 años de edad, me fui a vivir con ella y me pidió que le ayudara con la crianza de sus hijos. cunado comencé con esta difícil tarea comencé a poner normas básicas, a la niña de 4 le fijé un horario para dormir, también establecí parte de mi tiempo a jugar con ella. controlé sus dulces ya que estaba haciendo muchas pataletas. al de 17 años le dije que el tenía que ser responsable de ir al colegio y solamente eso.
pero el punto es que cuando cuando no cumplen: ahí soy pesado, los ignoro completamente si la niña hace una pataleta le digo que no jugaré con ella y dejo de hablarle hasta que ella se acerca a mí y e dice que no lo volverá a hacer. al mas grande le corto Internet y todas las cosas que le compro y le dejo de hablar. entonces cuando eso pasa mi pareja me dice que soy muy pesado porque yo no tranzo. bueno y lo mismo con ella cuando me dice algo inadecuado, o hace algo malo. primero converso con ella y luego dejo de hablarle y ahí soy pesado. pero ahora me dice que soy mas pesado que simpático y eso me preocupa.
responder
denunciar
apoyar
Benjamín Iglesias | 2017-10-18 | 12:50
0
A no confundir introversión con pesadez. Introversión tampoco es lo mismo que timidez. Uno puede ser extrovertido y tímido al mismo tiempo. Todo esto lo digo respecto a las "reuniones de adultos normales".
responder
denunciar
apoyar
Fabiola Lizama | 2020-04-07 | 04:29
0
Yo me fui de chile pq me canso el drama chileno que nunca se pueden decir las cosas por su nombre sin que te tilden de algo. Cuando hablo con un Aleman no hay rollo y nos cagamos de la risa, sin embargo con un Chileno es el tremendo drama. Agotador. Yo pienso que los latinos todo lo maquillan y decir la verdad es tildado de negativo al final todo se habla por detras y caemos en la hipocresia como deporte nacional. Espero algun dia poder hablar temas complicados o decir las coasas por su nombre de fofma asertiva sea posible sin tanta novela mexicana y tomarselo con mas andina. Al final encaje super bien en el extranjero y nunca en Chile.
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.