Conoces a mamás así ¡mándales esto!
78.0K
personas vieron esto
AYÚDANOS A
LLEGAR A 80.000
madres, mamás, hijas, hijos, mujeres, niños, infancia, crianza, padres, maternidad
Imagen: Gojko Franulic

5 cosas que odiamos de las mamás (que no pueden dejar de hacer)

No se puede evitar, está en los genes: ser mamá implica necesariamente ser maestras en el arte de la manipulación, el espionaje y la humillación pública de hijos e hijas. A continuación, algunos clásicos maternales.

Por Magdalena Cárcamo @manecarcamo | 2015-08-31 | 10:57
Tags | madres, mamás, hijas, hijos, mujeres, niños, infancia, crianza, padres, maternidad

Todas lo han hecho. Todas lo haremos. Hice un viaje a mi adolescencia y recordé todas esas cosas que mi mamá (y todas las de ustedes) hicieron sólo por el hecho de haber llevado a un ser humano nueve meses. Porque aunque lo neguemos, no podemos escapar de esas actitudes cariñosas, desubicadas, manipuladoras y sapas. Porque eso viene con la definición de mamá incluida y aunque lo intentemos con todas nuestras fuerzas, les aseguro que sí o sí caeremos en al menos una de ellas.

El probador de la muerte

Quince años y se viene la primera fiesta formal. Obvio que uno se inspira en el look de Beyoncé y nuestras madres nos quieren vestir a algo lo más parecido a Betty la Fea posible. Elige ese vestido perno color damasco que te hace parecer ejecutiva joven con frenillos y se alinea con la vendedora para decirte: ¿Cierto que esto está de última moda? ¿Es verdad que esto es lo más vendido de la tienda? La vendedora asiente. Quiere su comisión aunque eso signifique que tú estés sentada toda la noche tomando Bilz y comiéndote todo el Chispop de maní de la fiesta. Todo parte mal ahí y con resignación llevas el horrido atuendo al probador, te empiezas a desvestir y esa señora a la que le dices mamá, abre la cortina del probador con escándalo mientras todo los clientes del retail te ve en paños menores para preguntarte: Y… ¿cómo te queda Juanita? Humillación total y mirada de rayos láser a esa mujer que te dio la vida.

Es tú decisión

Aquí, el arte de la manipulación las madres lo manejamos con un talento magistral. Vas a pedir permiso. Negado. Confrontación con toda la pasión y la bataola que la juventud conlleva. Llantos, portazos y amenazas de traumas que nos quedarán de por vida. Nada funciona hasta que ella, con brillantez total, saca su última carta bajo la manga: “Está bien Pepita, si quieres salir con ese narcotraficante, 23 años mayor, que está procesado por corrupción y malversación de fondos y que por lo que supe le pegó con un bate de baseball a su ex polola, hazlo. Es tu decisión y tú te haces cargo de las consecuencias”. ¿Resultado? Noche viendo Toy Story 3 y avisando que no vas a salir por una jaqueca fulminante. Lo hizo otra vez… la señora que te marcó los útiles escolares volvió a ganar.

La técnica de la pizza

Sábado en enseñanza media y se viene la fiesta del milenio. Espuma, piscola a 100 pesos, entradas para el VIP y todas las condiciones para romperla más que Alexis en un carrete de YINGO. La noche promete y como todos los que fuimos adolescentes alguna vez, no ir a ese carrete es lo mismo que perderse la final del Mundial entre Chile y Argentina. Pero ¿qué pasa? Tu mamá es sociable y conoce a las mamás de tus amigos. A la mayoría le da lata hacer hora hasta las 3 de la mañana e ir a buscarte en pijama a la famosa discoteque que queda a 45 minutos de tu casa. ¿Entonces? El sindicato de mamás se empodera y coluden para hacer fracasar la iniciativa. Tu madre te trata de hacer un trueque que ella encuentra súper atractivo y que suena más o menos así: “¿No les tinca que en vez de ir a esa fiesta, piden unas pizzas y se quedan jugando Metrópoli? ¡Lo encuentro demasiado entretenido!”. Resultado: Figuras llamando para elegir los ingredientes de la pizza y te compras todos los departamentos y casas posibles en el Monopoly. La señora que te sonó los mocos buscó aliadas y triunfó.

El diario de vida

Escribiste todo el drama con ese compañero que te dejó de pescar y empezó a salir con la mansa mina del paralelo. Pegaste todos los stickers de sufrimiento posible y tachaste con una cruz roja la foto de ese púber que te hizo sentir que el mundo se paralizó sólo por tu triste historia. Le pusiste la llave con destreza de MacGyver, escondiste el diario de vida debajo de tu ropa que no ocupas hace 5 años y lo envolviste en el género de una almohada vieja. Dos días después misteriosamente tu mamá te compra más chocolates de lo común, te dice que estás preciosa aún cuando te salió una espinilla que tiene vida propia en tu nariz y te dice que cuando ella era chica una vez sufrió por un compañero, pero que después él se transformó en un lúser y que gracias a Dios no pololeó con él. Es un hecho: la señora que te compró tu primer desodorante sin poder imaginarnos cómo, leyó tu diario de vida.

El plaqué a las 9:00 de la noche

Primera vez que pololeas y tu mamá (seas hombre o mujer) se trata de hacer la evolucionada y natural. PERO RELAJADA NO ESTÁ. Comieron todos juntos, fue amorosa, pero miró desde la cabeza hasta la punta del pie al nuevo personaje. Analizó el color de la uñas, el piercing, la polera del Che Guevara y si se paró a levantar los platos o no. Ya son las nueve de la noche, lo natural es que lo papás se vayan a ver las noticias y los pololos se queden en el living… SOLOS. Sin embargo, ella se da más vueltas que el ministro Burgos esta semana en su oficina y ¡oh sorpresa! Justo se acuerda que el plaqué está súper sucio y como que no quiere la cosa se va a limpiarlo al living… OBVIO. ¿Fin de la historia? Terminas jugando carioca con el pololo y tu mamá con el plaqué más limpio que pabellón de clínica cuica.

¿Qué cosas hacía tu mamá (que tú también haces)?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Paper Luis | 2015-08-31 | 12:42
6
Al ser el menor de 3 y que fuimos solo varones, la experiencia con mi madre fue bien divertida:
- La primera vez que me afeite fue fatal: Su niñito ya no lo era, por lo que fue re sufrida esa vez.. si hasta de reto me fui (pq esos pelos que aparecen por vez primera, puta que son feos)
- El que llegaran amigas a casa siempre fue tema, ya que ninguna era digna de su hijo, igual mi esposa se la ganó con el tiempo, de que fue peludo... lo fue.
- El tema de la ropa: Siempre me ha gustado vestirme con ropa... "alternativa" por decirlo así, y mi madre ... siempre fue partidaria de ello: lo que el mundo pensaba que era horrible, yo lo usaba felizcote de la vida (punto para mi madre =) )
- Mostrar fotos de cuando uno era niño a las pretendientes... Lo que a todos les daba verguenza, ella sabía hacerlo de una manera tal que quedaba mejor con mis amigas que antes de ese episodio ( nuevo punto para mi madre)


Igual siempre fue una gran aliada en todas las tonteras que se me ocurrieron, ya que me permitió crecer con libertad, pero con una responsabilidad que trato de enseñar a mi enano...

Saludos
@paperluis
responder
denunciar
apoyar
Javier Æøå | 2016-05-09 | 04:22
0
Hahahahaha aguante la tía!!!
responder
denunciar
apoyar
Rafael Fribla Castro | 2015-08-31 | 12:58
3
Mi mamá hacia las siguientes cosas (No tengo hijos, pero espero no hacer estas cosas):

- Hacerse la enferma justo cuando iba a salir. Le creí un par de veces, al final le decía que se cuidara y me iba :P

- Empezaba a decirme que los vecinos me criticaban por x motivo (generalmente como me vestía), al final le decía que me dijera que vecinos decían eso para ir a encararlo, nunca me dejo quienes eran (siempre sospeche que era la opinión de ella pero que se la pasaba a los vecinos).

Saludos.
responder
denunciar
apoyar
Magdalena Cárcamo | Colaboradora | 2015-08-31 | 14:22
3
jajajajaja se pasó!! eso es creatividad!
responder
denunciar
apoyar
Rafael Fribla Castro | 2015-08-31 | 14:52
0
jajaja si, y hay más... También me contaba del hijo de una amiga suya que era la perfección hecha persona a sus ojos (atento, cariñoso, siempre pendiente de su madre, vivía con ella, la acompañaba al mall, veían la teleserie juntos, poco menos le pasaba todo su sueldo y un largo etc), esta historia nunca se la creí xD.
responder
denunciar
apoyar
Francisca Belén | 2015-09-10 | 09:34
0
Que mal tu mami, demasiado manipuladora
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Editor | 2015-08-31 | 13:11
1
Para una obra de antología sobre la relación madre-hijo, vayan a ver "Jodida pero soy tu madre" de Roberto Nicolini.

Genial!
responder
denunciar
apoyar
Rocío Sandoval | 2015-08-31 | 13:50
0
es lo mejor que hay =)
responder
denunciar
apoyar
Camila Navarrete | 2015-08-31 | 13:21
7
No sé uds, pero mi mamá no hace NADA de la lista <3
responder
denunciar
apoyar
Magdalena Cárcamo | Colaboradora | 2015-08-31 | 14:22
2
jajaja SUERTUDA
responder
denunciar
apoyar
Rocío Sandoval | 2015-08-31 | 13:54
2
Mi mamá no hizo ada de la lista, porque me crie con una tía, pero ella odiaba que me vistiera de negro -pareces viuda, me decia, hoy digo exactamente lo mismo a mi hija. :P, debo reconocer que uso la tecnica de - es tu decició, y aún no esta en edad suficiente para salir de carretes y aún (aunque anda un jote por ahi ) no pololea
responder
denunciar
apoyar
MariaJose Bustamante | 2015-08-31 | 14:24
1
Mi mamá siempre me dijo que cuando yo estuviera sola en la casa no podía entrar ni un amigo mío... yo tenía 15 años y un día X fue un amigo de sorpresa a verme, estábamos en el living conversando de cualquier cosa, y yo nerviosa porque se acercaba la hora de la llegada de mi mamá, pero no podía decirle a mi amigo esta regla imp uesta por ella! Qué plancha!! bueno, llegó mi mamá y quedó la cagada. Me retó frente a él, me dijo que una señorita no estaba sola con hombres, que traicioné su confianza y a mi pobre amigo le llegó otro reto por la falta de respeto a mi casa. Trágame tierra! se fue mi amigo y yo castigada en mi pieza. Ahora la entiendo un poco, pero un poco no más... imagino que cuando tenga hijos seré igual.
responder
denunciar
apoyar
Andres Espinoza | 2015-08-31 | 14:51
0
Supongo que después no lo volviste a hacer, me imagino que usó la técnica de "dejar la cag... a la primera", porque si no decía nada podrías después pensar "bue o, da lo mismo, total a lo más me van a retar después en privado".
Son muy astutas las mamás.
responder
denunciar
apoyar
MariaJose Bustamante | 2015-08-31 | 15:34
3
Sí, lo volví a hacer, pero calculando la hora que mi mamá llegaba salía a comprar con el amigo... y antes de llegar le decía que tenía que hacer tareas y que se fuera mejor... Claro que lo debo haber hecho un par de veces no más... Hecha la ley, hecha la trampa...
responder
denunciar
apoyar
Nicole Hoffmann | 2015-08-31 | 15:13
4
Mi mamá nunca hizo nada de estas cosas porque yo no escribía diarios de vida (bueno, si lo hacia pero como a los 9 años), ni salia de fiesta, ni pololeaba cuando estaba en el colegio (con suerte en la universidad empecé a carretear y pololear).

Lo que si era terrible para mi era que al ser la hermana mayor y mas encima mujer, notaba mucho machismo por parte de ella (incluso hasta hoy), porque siempre me decía cosas como que tenia que tener mi ropa impecable, nunca decir garabatos, tener un lenguaje corporal adecuado de una señorita, a los 15 años no me podía ir sola del colegio a mi casa porque me podían asaltar, violar, secuestrar, etc. y como yo soy todo lo contrario, siempre terminábamos peleando por cosas triviales que a un varón nunca se le hubiesen reprochado.

Consejos para padres primerizos con niñas: no las sobreprotejan porque sean "niñitas", enséñenles a manejarse en el mundo, estarán contribuyendo enormemente a no perpetuar el machismo en mujeres :)
responder
denunciar
apoyar
Natalia Martínez Albornoz | 2015-09-07 | 12:11
0
Me paso lo mismo. La gran diferencia es que soy la menor de 3 hermanos. Los mayores? Hombres.
Por lo mismo, también me enseñaron a ser señorita, o que si mi vestimenta era muy provocativa, es muy probable que la violación futura sea mi culpa y no la del tipo que lo comete (!). Junto a ella, infinidades de machismos asociados.
Afortunadamente, mi madre se las pegó y ahora me apoya en mi parada feminista y ella se reveló ante el yugo del machismo impuesto hace tantos años en mi casa. Ahora ella es la mandamás y está mas tranquila y feliz.
Es tan bacan ella por dioh!
responder
denunciar
apoyar
Ange Brik | 2015-08-31 | 15:24
1
mi mama lo unico que hizo fue decirme que las decisiones las tomaba yo, que ya era grande como para saber que podia o no hacer (todo esto a los 17 cuando decidieron que era mayor de edad y podia cuidarme sola), y en ese sentido creo que hizo lo correcto, mientras mis compañeras mentian para ir a bailar al cafe vallarta, yo le decia a mi mama que iba a ir con mis amigas mentirosas a bailar... nunca me presiono para que no saliera o algo asi jajajaja siempre me dejaron hacer lo que quisiera porque como tenia tanta libertad, siempre la cuide como el tesoro mas preciado de mi vida, ya que cualquier error podria hacer que esa libertad de mandarse a cambiar el viernes y volver el lunes se acabara en un chistar.....
responder
denunciar
apoyar
Claudia JD | 2015-08-31 | 16:36
0

Yo no hacía pasar a mis amigos (con ventaja) a la casa, me daba lata, así que estaba pendiente en la ventana para salir justo cuando llegaran. Mi mamá me veía arreglándome para salir y se ponía a regar las plantas, dejaba inundado en patio con tal de copuchar.

No sé si se acuerdan que el año 1999 hubo racionamientos de luz, bueno cortaban la luz 2 horas al día, entonces la instrucción era no ir donde el pololo o pinche en ese horario. Una día me armé de valor y le dije: "mamá, con luz o sin luz, se puede hacer lo mismo", resultado: No sale cuando se corta la luz!!

Y por último para no latear, ella es aficionada a la fotografía, así que en todas las actividades sacaba fotos, no solo a mi, a todos, en los paseos, actos escolares, campamentos, etc. Después me hacía vender las fotos a los compañeros de curso =(

No te mueras nuuuunca mami !!!
responder
denunciar
apoyar
Marcia Mella | 2015-09-07 | 12:40
0
Mamá turca uffff del terror!
responder
denunciar
apoyar
Anita Santa María | 2015-09-01 | 12:45
3
La clásica de mi madre era el "mamá, no quiero ir al colegio mañana" "No vaya, mijita".
Tengo ahora 25 años y todavía no logro entender qué poder especial tenían esas palabras, ni de qué forma las decía, pero el caso es que de alguna forma esa frase era suficiente para que uno se parara refunfuñando por lo bajo a preparar la mochila para el día siguiente... Yo creo que era mágico...
responder
denunciar
apoyar
Miguel Vega García | 2015-09-07 | 20:38
1
bah. yo siempre decia eso (sobre todo cuando en este pais habia invierno y llovia...) y ella me preguntaba (desde la cama de su pieza) tienes prueba" - no no tengo- Bueno no vaya.
Y asi seguia acostado, y al otro dia con un "legal" justificativo por inasistencia por "inconvenientes familiares" =)
responder
denunciar
apoyar
Isa Ibáñez | 2015-09-01 | 22:43
2
Uh, o esa típica de meterse a copuchar a la junta con una sonrisa de oreja a oreja, pegada con la gotita "Niños, los están atendiendo bien? Pero Isa, esa bandeja de sandwiches está casi vacía, anda a buscar más a la cocina!" *bandeja de sandwiches ya no está que rebalsa, ergo, casi vacía* Creo que mi mamá no tiene el concepto de disfrutar tu propio cumpleaños/evento y me lo pegó... *suspiro* en fin!
responder
denunciar
apoyar
Ricardo Pacheco | 2015-09-02 | 10:00
2
Dos cosas que mi madre hacía (y aun haría si aun viviese con ella estoy seguro).
- Hacerse la amiga de mis amigas que me quería comer. (De ahí directo a la friendzone, lo peor)
-Ponerse a hacer el aseo pasando la aspiradora, la enceradora y golpendo la parte de abajo de las puertas al barrer el domingo a las 08:00....cuando tu estás con la caña de tu vida.
responder
denunciar
apoyar
Carol Salvador | 2015-09-07 | 12:47
2
jajajaja... cuando llegaba del carrete.... pasaba a comprar el pan para el desayuno y el mercurio para mi papá.. ;) ..... así no me retaban tanto por llegar tan tarde (7am)..... mis hermanos mayores los pasaban retando cuando llegaban a esa hora y mi papá me defendía, siempre decía su hermana salió mas vivita que ustedes.... jajajaja... punto para mi papá
responder
denunciar
apoyar
Katherine Yañez | 2015-09-05 | 17:35
2
Mi mamá hacía todo lo opuesto a lo que dice acá, pero es porque yo tampoco hacía lo "típico" de una adolescente. En mi caso, las frases eran del tipo "pero hija, vaya a alguna fiesta, todas sus amiguitas van" - "debería salir a pasear en vez de ver tanta tele" - "la hija de fulanita ha tenido dos pololos, ¿por qué usted todavía no me ha presentado a nadie?" - "pero hija, el jumper está muy largo, debería hacerle más vasta" :D

Bueno, si era insistente, pero por los motivos opuestos.
responder
denunciar
apoyar
Selene Di Lunna | 2015-09-05 | 20:00
3
lo que mi madre hacía era comprarme ropa como dos tallas más grande para "cuando creciera"...
resultado inmediato: parecía que usaba carpas en vez de ropa
resultado a largo plazo: hoy voy en tercero medio y el jumper de 7mo aún me queda bueno... ¡y sin alargar la basta un maldito centímetro!
*entres las ventajas de ser minion es el ser económica*
responder
denunciar
apoyar
Fernando Caballero | 2015-09-07 | 05:48
4
Mi mamá es una mujer muy especial, incondicional es la palabra que más repito al describirla. Pero también era muy aprensiva conmigo, sobreprotectora hasta decir basta.

Un par de ejemplos; paseo a La Serena octavo básico, mi mamá como de costumbre se ofreció como apoderado para cuidar a los alumnos de mi curso (falso, fue a cuidarme a mí). En el bus mientras conversábamos con un grupo de amigos, una compañera quería comentar algo y para acercarse se sentó en mis piernas, solo eso...se sentó en mis piernas. Mi mamá llegó hasta mi asiento explicándole a mi compañera que eso no hacen las niñas decentes (!!!!!), en realidad lo que pasaba por su mente era "ese es mi niño bájate de ahi peuca!". Mis compañeros se burlaron obviamente, yo lo hubiese hecho...en fin.

Primer año de universidad, 19 años. Mi mamá siempre espantó a cuanta niña se acercaba a mi casa, y el solo hecho de comentar algo del sexo opuesto veía la cara descompuesta de mi madre...por lo que opté simplemente por no comentar nada con respecto a mis pololas. Un día volví de la casa de mis compañeros con quienes estudiaba, pero antes visité a mi polola de aquellos años, por lo tanto llegué un poco tarde. Mi mamá ya había llamado a mi compañero a su casa, por lo que ya tenía calculado el tiempo que demoraría llegar. Llego a la casa y me pregunta donde andaba, "estudiando" le dije, "dime la verdad"...de pronto ya no me sentí de 19 años. Me dije, no puede ser que tenga que andar pololiando escondido mi mamá tiene que entender...así que le conté. Mi mamá lloró como si me diagnosticarán una enfermedad terminal, diciéndome que nunca se imaginó que yo me pondría a pololiar sin antes terminar mis estudios (!!!!). Tenía 19 años, era estudiante de ingeniería...sí, ella pretendía que no pololiara hasta los 24 años al parecer.

Última, 26 años. Con mi polola de esos días que hoy es mi señora queríamos vivir juntos. Como se lo digo a mi mamá. Con el miedo de afrontar la situación, no se me ocurre nada mejor que esperar a última hora, me dije: "si le digo 3 meses antes, va a sufrir 3 meses, mejor le digo mamá me voy de la casa chao!". Error, gran error.

Nunca había escrito estas historias, debo reconocer que siempre fui bien pollo pa mis cosas...que le voy a hacer.

Me encantó la columna, saludos a todos!
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.