¿Conoces a alguien que debería leer esto?
42.6K
personas vieron esto
AYÚDANOS A
LLEGAR A 50.000
desorden, consumismo, estrés, procrastinación, concentración, obsesidad, alergias, orden, organización
Imagen: César Mejías

5 maneras en las que el desorden está afectando tu vida (y qué hacer al respecto)

El desorden que vamos acumulando día a día irrumpe en nuestra manera de pensar y nuestra salud más de lo que creemos. Estas son las formas en que nos afecta y unas claves para deshacernos de él.

Por Magdalena Araus @mmaraus | 2015-12-10 | 07:00
Tags | desorden, consumismo, estrés, procrastinación, concentración, obsesidad, alergias, orden, organización
Relacionadas

Hay pocas personas que odian la palta, pero aún más extrañas son las personas que odian el orden, si es que realmente existen. ¿Por qué entonces la mayoría somos tan desordenados? ¿Nos gusta tener montañas de cosas, acaso? Nadie quiere ser obsesivo nivel TOC ni desvelarse porque el escritorio tiene una pelusa microscópica, pero la gran mayoría de nosotros prefiere el orden al caos.

Aún así, tenemos una verdadera librería sobre el escritorio, cajones y bodegas a tope con cosas que guardamos "por si acaso", ropa sobre las sillas y ese agujero negro, más real que el que se tragará la Tierra en millones de años más, el clóset, que se devora todas las cosas que no usamos. Y para qué hablar de nuestra vida virtual: bandejas de entrada repletas de mails sin leer; escritorios plagados de íconos y archivos que están ahí desde 1994; carpetas rebosantes de fotos que hace años queremos "clasificar"; en fin, hechos que nos hacen traspasar al jardín de Diógenes para tomarnos un café con él y compartir el amor por la basura.

Lo cierto es que esos pequeños (y grandes) desórdenes cotidianos están echando a perder nuestra vida más de lo que creemos. Éstas son 5 consecuencias nefastas de acumular cosas y algunos consejos para ordenar sin sufrir demás.

1. Estresa

El desorden y el consumo excesivo que suele generarlo, sobrecarga nuestros sentidos y no solamente nos generan una sensación desesperante, sino que efectivamente hace que aumenten las hormonas del estrés.

Un grupo de familias en Los ángeles (EE.UU.) llenos de juguetes y cosas en sus casas, fueron analizadas por en un estudio de la UCLA, que concluyó que los niveles de cortisol (hormona del estrés) en las madres se dispararon cuando iban a sus casas y se enfrentaban a sus pertenencias, mientras que las mismas cayeron cuando se fueron del lugar.

2. Desconcentra

Tener nuestro campo visual lleno de cosas afecta nuestra concentración, desenfocándonos de nuestras tareas. El desorden limita la capacidad cerebral para procesar la información y no sólo se trata de una sensación, sino de un proceso.

Un estudio realizado en el Instituto de Neurociencias de la Universidad de Princeton, concluyó que tener múltiples estímulos presentes en el campo visual al mismo tiempo, hace que estos compitan en la representación neurológica, desgastando nuestra capacidad de concentrarnos.

3. Aumenta las alergias

Incluso en términos de salud, el desorden afecta nuestro organismo, ya que acumular cosas hace que sea más difícil hacer aseo y permite que nuestros espacios se llenen de polvo y se conviertan en un refugio de gérmenes y ácaros que agravan las alergias y el asma. Lo anterior, como los alérgicos saben, afecta también la comodidad y el ánimo de quienes padecen estos males y, colateralmente, de quienes tienen que estar expuestos a sus reacciones alérgicas y mal humor.

4. Contribuye al aumento de peso

Como dijimos, el desorden aumenta las cantidades de hormona del estrés, la cual está vinculada al aumento de pesoy puede causarlo. Eso no es todo.

Según Peter Walsh, autor de ¿Este desorden hace ver mi trasero más gordo?, el mal hábito del desorden suele transferirse a la alimentación. Después de trabajar con familias desordenadas, Walsh descubrió este vínculo entre el consumo excesivo de cosas y el consumo excesivo de alimentos.

"En mi experiencia, los problemas de peso son causados por el estilo de vida, el desorden, el caos y la grasa están inextricablemente unidos. Tu casa es un reflejo de tu estado de ánimo, de cómo está tu cuerpo", asegura.

5. Hace postergar

"La gente no se da cuenta de que el desorden en realidad son decisiones retrasadas y acciones retrasadas", recalca Lorie Marrero, autor de La Dieta del Desorden. Tener nuestros espacios desordenados es signo que nuestra incapacidad de concretar las cosas en otros ámbito de nuestra vida. "Si puedes tomar mejores y más rápidas decisiones, estarás más organizado."

A fin de cuentas, el desorden es eso, la eterna postergación y, por conclusión, la temida procrastinación.

¿Cómo empezar a vivir una vida más ordenada?

Cualquier cosa nos parece un panorama mejor que empezar a ordenar, pero no hay nada mejor que tener todo en orden. Por eso, aquí unos consejos para dar el puntapié inicial a eso que tanto postergamos.

Paso 1: Para empezar a ordenar

- Empieza de a poco

Solemos posponer el orden porque nos imaginamos una tarea titánica y, sobre todo, nos vemos en ese momento en que todas las cosas están afuera de su lugar y no sabemos cómo seguir. Eso es una fantasía, una mala excusa para empezar.

El orden se hace de a poco, algo que tome 10 minutos y que solucione un problema a la vez. Hoy el cajón, mañana las cosas del baño, pasado una pequeña sección del clóset. Lo importante es motivarnos a ponernos en marcha y para eso, lo mejor es ponernos un desafío sencillo y abarcable. Lo más probable es que cuando ya hayas comenzado, te entusiasmes y sigas ordenando más cosas, pero ese no debe ser tu objetivo inicial, o nunca reunirás el ánimo para empezar.

- Imagínate un cambio de casa

Si ya has topado fondo y crees que estás lleno de basura y de cosas que no necesitas, una buena técnica para "limpiar" y deshacerte de todo eso, es imaginar que vas a cambiarte de casa. ¿Qué cosas regalarías? ¿Cuáles son indispensables para seguir con tu vida? ¿Cuáles llevan años guardadas esperando un supuesto uso que nunca, realmente, le darás?

Hace un tiempo les contamos de un hombre que embaló todas sus pertenencias y sólo las fue sacando en la medida que las necesitaba. Aquello que después de un par de meses no sacó, simplemente lo regaló. Descubrió que el 90% de todo lo que tenía realmente no lo necesitaba y es muy probable que en nuestro caso sea igual.

No es que debamos llegar a este extremo, pero un buen ejercicio es preguntarnos cuándo fue la última vez que usamos esas cosas, y si la respuesta es superior a seis meses, es probable que realmente no las necesitemos nunca.

- El método de las Cuatro Cajas

Siguiendo con el punto anterior, dividir nuestras pertenencias en este cuarteto de cajas ayuda a aclarar nuestra relación con las cosas que nos rodean.

- Mantener: Caben en esta caja las cosas que usamos siempre y tenemos espacio para guardar, las que extrañaríamos al menos una vez al mes.

- Guardar: Cosas que no usamos con regularidad, pero que aún no están listas para desaparecer. Pueden ser algunos recuerdos, ropa de otra temporada, algún disfraz que se guarden a trasmano. La clave aquí es que haya espacio para guardarlo, si no lo tenemos, esta caja no tiene sentido.

- Vender o regalar: Cosas en buen estado, de las que podemos sacar provecho económico o al menos hacer feliz a alguien que le va a dar una mejor vida a esos objetos olvidados. Plataformas como Junkstr o Sensacional pueden ayudarte a hacerlo mucho más fácil.

- Basura: Papeles, cosas que nunca volveremos a usar, objetos inservibles o rotos, ese aro solitario que nunca encontró a su compañero, un pedazo de parlante que lleva años sin arreglar, ese cántaro de greda quebrado que no tiene arreglo. Eso sí, es muy importante que todo lo que sea reciclable sea separado debidamente.

Paso 2: Cómo mantener ordenado

- Constancia simple

Se trata de mantener un orden mínimo, algo que es muchísimo más fácil de lo que suponemos. Botar lo que sabemos que no vamos a leer o usar; devolver a su lugar las cosas que acabamos de usar; al final del día despejar el escritorio; doblar ese par de prendas que nos acabamos de quitar. Una vez al mes, hacer una revisada al clóset.

El escritorio es prioritario, ya sea el de la oficina, en nuestra casa o incluso el del computador, en la pantalla. Es lo que miramos todo el día. Para mantener el orden y el despeje mental, es clave darse 2 minutos todos los días al terminar la jornada para limpiarlos. En el físico, sacar los papeles extras, guardarlos en un cajón, lavar esa taza. En el virtual, sacar los archivos de la pantalla de inicio y meterlos, por último, en una carpeta que se llame "pendientes" o "en proceso".

- Tener espacios más pequeños

Ponerle límites al espacio es una gran manera de disminuir el desorden. Elimina algunas cajas, cuelga menos perchas en el clóset, deshazte ese velador que solo guarda cosas del pasado que no sabes a quién regalar.

- Y finalmente: dejar de comprar tanta shit

¡¡Ultra oferta!! 80% de descuento en soporte de escritorio para celular. ¿En serio? Da lo mismo si cuesta $990 pesos, por algo jamás lo habías comprado. Lo que pasa es que no nos damos cuenta de la cantidad de cosas extras que compramos y que incluso creemos inexistentes, pero estaban perdidas por ahí. Mantener el orden nos permite tener claro qué es lo que realmente usamos y qué no, por ende, saber cuándo decir no a esas tentaciones sin sentido que nos sacan plata por goteo.

Además, todas esas tonteritas que compramos sólo están contribuyendo a aumentar nuestra huella ecológica y generar basura innecesaria; así que si te importa el planeta en que estás parado, es hora de dejar de comprar objetos inútiles, por baratos que los encuentres. Lo sentimos, DealExtreme, pero alguien tenía que decirlo.

* Si quieres más recomendaciones para ser ordenado, puedes imitar también los hábitos de la envidiable gente organizada.

¿Cuál es tu peor desorden? ¿Qué técnicas para mantener ordenado recomiendas?

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Mauricio Melo | 2015-12-10 | 07:56
2
Mm, no lo se, yo soy desordenado y soy el ser mas relajado del mundo, tengo tan poco apego por las "cosas", que de verdad no me interesa, mi mente esta en otra cosa, y lo mas interesante es que en ese desorden, se exactamente donde esta todo, a veces me da la impresión de que es una representación visual de como mi cerebro almacena las cosas XD
responder
denunciar
apoyar
Betsabe Salazar | 2015-12-10 | 10:02
0
también creo que en el desorden esta mi orden (cuando ordeno nunca encuentro nada), pero tampoco llego al extremo de no ver donde esta mi mesa del comedor por tanto desorden

lo que me resulta el 99% de las veces es ver acumuladores en el cable, me digo y pensar que si sigo comprando a lo loco puedo llegar a eso :S y me pongo a dar de baja cosas que no uso (pero no ordeno precisamente)

también he intentado ordenar la única pieza desordenada que tenemos (la pude ordenar una vez completa y pasaron mis sobrinos, hasta ahi quedo el orden), la de los peluches, pero es algo que no puedo hacer de a poco por 6 motivos, mis 5 princesas y mi bebe, les gusta botar de las repisas los peluches que pongo a presión y estirarse ellos, al final todo lo que ordeno en una hora queda en el suelo en 5 minutos...así que tengo que ordenarlo todo para no dejarles espacios para que boten nada aun así amo a mis gatos :)...y cuando logre ordenar podre comprarle un árbol de gatos para esa pieza, pero ellos mismo se empecinan en sabotearlo
responder
denunciar
apoyar
Jorge Quezada | 2015-12-10 | 10:54
0
Tengo un cajón lleno de cuadernos de la universidad y hasta de la media... Siempre pienso que en algún momento los voy a necesitar. Pero a la vez me encantaría deshacerme de todo eso.

No es fácil, jajaja
responder
denunciar
apoyar
Alvaro Lopez B. | Colaborador | 2015-12-10 | 11:06
1
cuando fue la última vez que los hojeaste para buscar algo? son de consulta permanente? se pueden reemplazar por algo? hacerme esas preguntas hizo que me deshiciera del 70% de mis cosas de inmediato jajajaja saludos de un ex-Diógenes! :D
responder
denunciar
apoyar
Luis Candia | 2015-12-10 | 11:14
0
Me reconozco desordenado, y por lo mismo trato de no tener cosas, en ropa no mas de 7 prendas por tipo (uno para cada dia de la semana), unos 2 o 3 pares de zapatos/zapatillas y así con el resto de las cosas. Si fuera por mi tendria un plato, una cuchara, un cuchillo, un tenedor y una taza.
responder
denunciar
apoyar
Ange Brik | 2015-12-10 | 13:26
1
soy lo pior. siempre me defino como el monito de charlie brown que al camniar levantaba tierra. Mi auto es un desastre, mi pieza... mi escritorio, mis computadores y mi vida.
Hace unos años bote una cantidad enorme de cosas, creo que tire el 80% de mis pertenencias, y no se como diantres mi closet esta lleno (se salio la puerta), mi librero esta que revienta y la maleta de mi auto hierve en ropa... lo divertido? yo NUNCA me compro ropa, NUNCA me compro libros, NUNCA e compro nada!! pobre Ange que NUNCA compra nada......
Una cosa que me esta resultando de hace un tiempo es que cada vez que llego a mi casa ordeno 5 cosas, y si me pongo a ordenar la ropa que esta en la silla, generalmente termino guardandola toda.
responder
denunciar
apoyar
Betsabe Salazar | 2015-12-11 | 08:57
0
bueno si quieres deshacerte de libros recuerda que hay varias iniciativas que los necesitan y han salido en el definido :)
responder
denunciar
apoyar
Manuel Escobar | 2015-12-10 | 22:10
0
1 nop, 2 nop, 3 nop, 4 alomejor al menos sirve de excusa XD, 5 no será que postergar hace que este desordenado y no al revez??
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.