mujeres, brecha, género, crianza, educación
Imagen: César Mejías

Tres razones para la baja participación de las mujeres en tecnología

Las mujeres no son menos capaces que los hombres para tareas científicas o tecnológicas, pero algo hay en su formación que las aleja de este camino profesional. ¿Qué es y cómo cambiarlo?

Por Marisol Alarcon | 2016-04-28 | 16:00
Tags | mujeres, brecha, género, crianza, educación
Relacionadas

¿Recuerdan ese ejercicio de los libros de historia, donde se representaba a los habitantes de la tierra en 100 personas? Era una forma sencilla de hacerle entender a niños de 11 o 12 años (e incluso a los adultos) el mundo en el que vivimos. Esta fue una iniciativa de 100people.org para graficar el mundo actual y evidenciar sus desigualdades con el objetivo de dar nuevas soluciones. 

¿Cuál de ellas fue la que siempre atrajo mi atención? La brecha de género. De ese universo de 100 personas, seríamos 50 mujeres y 50 hombres, pero mientras de estos últimos 44 sabrían leer y escribir, sólo 40 mujeres serían capaces de hacerlo. Y mientras que 38 hombres tendrían acceso a la educación primaria y 33 a la secundaria, sólo 36 y 32 mujeres lo harían respectivamente.

Según ONU Mujeres, a nivel mundial las mujeres en puestos de alta dirección alcanzan el 24%, y de 143 países evaluados, 128 tiene al menos una diferencia jurídica que limita las oportunidades económicas de las mujeres. Además, mientras el 72% de los hombres tiene trabajo, sólo el 47% de las mujeres cuenta con uno, en el que en promedio ganan entre el 60 y el 75% del salario de los hombres. Es decir, en el mundo de 100 personas, 38 hombres tendrían trabajo, mientras que entre las mujeres, sólo 24 trabajarían. Y por menos dinero que sus pares.

Industria digital, donde la brecha es un abismo

Esta brecha no disminuye en la industria digital, por el contrario; por cada 11 mujeres en el mundo de la tecnología, hay 39 de sus pares del sexo opuesto. ¿Por qué la profundidad de la brecha?

Para muchos que nacimos a fines el siglo pasado, estas diferencias nos parecen incomprensibles y hemos gastado energía y tiempo en tratar de descubrir su origen. Por suerte no soy la única persona que se lo ha cuestionado; Natalia Contreras, Fundadora y CEO (Director Ejecutivo) de Pipakid, ha estudiado el tema en profundidad desde la primera infancia, y tras leer cientos de estudios, postula tres puntos esenciales que explican la menor participación e interés de mujeres en carreras de ingeniería y ciencia desde los orígenes del desarrollo:

1. Modelo de roles 

Los niños siguen roles y patrones. Imitan a quienes idolatran, por lo que estar expuestos a ídolos hombres o mujeres siempre en las mismas áreas les dificulta la apertura a nuevas áreas de desarrollo. 

Por esto, es importantísimo que se muestren ejemplos de ambos sexos que hayan triunfado en distintos ámbitos, para que puedan tener una gama de opciones más allá de los estereotipos. En esto juegan un rol importante los padres, profesores e incluso los medios de comunicación.

2. Modelos sociales

Los niños no tienen límites en sus preferencias, pueden elegir jugar con muñecas o autitos por igual. Somos los adultos quienes los guiamos a la hora de elegir sus juguetes al regalárselos, armando estereotipos que pueden influir negativamente en el futuro: “sólo las niñas juegan con muñecas” o “el fútbol es para hombres”. 

Este ejemplo grafica lo que los expertos llaman “la teoría de la amenaza del estereotipo”, que postula que la creencia y auto-confirmación de los aspectos negativos de un estereotipo, puede afectar el rendimiento del grupo. Es decir, el miedo a confirmar un estereotipo negativo o la presión que recae sobre este, puede causar que el desempeño baje, es decir una niña en una prueba de fútbol tendría un peor desempeño por pensar que es un deporte de niños.

3. Poda neuronal 

La poda neuronal o sináptica, es un proceso mediante el cual el cerebro elimina las conexiones neuronales que menos utiliza, para reforzar las más importantes. Por esto la importancia de incentivar ciertas habilidades desde la primera infancia, ya que el esfuerzo necesario para aprenderlas después va a ser mucho mayor, como el interés por las ciencias naturales, las matemáticas o el desarrollo motriz.

En base a este diagnóstico, Natalia junto a su socia fundó Pipakid, un emprendimiento en el cual diseñan juguetes, talleres, libros e incluso ropa que fomente en las niñas desde pequeñas el interés por las ciencias y las habilidades manuales, ampliando la gama de opciones y combatiendo los estereotipos.

Nosotros no nos quedamos atrás, y desde Laboratoria Chile comprobamos todos los días que las mujeres son grandes desarrolladoras web. A través de un programa de cinco meses de capacitación, insertamos laboralmente a mujeres con grandes capacidades en el mercado digital para que empiecen una carrera como desarrolladoras web.

Todos los días les inculcamos a nuestras alumnas que la decisión está en ellas, y que de nosotros depende que las brechas y las diferencias que existen hoy en día no sean una limitante para ellas, sino que un incentivo para transformar nuestra realidad.

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Roberto Romero | 2016-04-28 | 18:43
3
¿Es tan terrible admitir que ambos géneros tienen preferencias diferentes?. Estas se pueden apreciar tanto en recién nacidos como en primates, es más, si ven las estadísticas de los países desarrollados, los que tienen "menor brecha",las personas tienden a escoger profesiones "tradicionales" de su género.
PD: deberían hacer un artículo de por qué no hay mas mujeres recolectoras de basura y más educadores de párvulos.
responder
denunciar
apoyar
José Tomás Lobo | 2016-04-29 | 06:42
1
Hola Roberto! Creo que si bien las diferencias no son malas, sino que todo lo contrario, enriquecen, hoy día son los patrones sociales los que dictan las preferencias y no la libre elección de l@s niñ@s, por lo que esas diferencias de elección no son del todo "libres". Y es justamente como tu dices, de que tanto para niñas y niños debe estar esa gama de posibilidades. Estoy seguro que se abordará el tema en las siguientes columnas, porque hay mucho por debatir! ;)

Un abrazo!
responder
denunciar
apoyar
Javier Cabezas | 2016-04-29 | 08:24
1
Te apoyo tanto con eso.

Soy un trabajador del área tecnológica (desarrollador de software) y estoy súper chato del tema de que hay pocas mujeres en el área. Cuando trato con un par en el área me importa poco cual sea su género porque no considero que un género sea mejor que el otro.

Me llega a dar rabia que inciativas sexistas, discriminando abiertamente al hombre, sean consideradas normales y que nadie las mire ni feo. Como, por ejemplo, los 40 cupos exclusivos que tiene la U de Chile en ingeniería para mujeres o los múltiples cursos de desarrollo (frontend o backend), nuevamente, exclusivos para mujeres.

Si, es cierto que hay pocas, pero no es por falta de oportunidades que a nosotros. Es simplemente por falta de interés de ellas mismas.
responder
denunciar
apoyar
Erick Valenzuela | 2016-04-29 | 12:26
1
El articulo responde precisamente al ultimo parrafo de tu comentario sobre la "falta de interes". Aun la mujer es tratada como objeto o como alguien inferior. Abra los ojos
responder
denunciar
apoyar
Monica Duran | 2016-05-04 | 04:29
1
Creo que la medida que mencionas no es "anti-hombres" sino para compensar una inequidad educacional y cultural que tienen las escolares en materia de ciencias. La Universidad de Chile también tiene cupos especiales jóvenes egresados de liceos municipales de mayor vulnerabilidad escolar y con un destacado rendimiento académico. Siguiendo tu lógica no es una manera de tratar de compensar inequidades en su educación sino discriminación a los estudiantes de colegios particulares.
responder
denunciar
apoyar
gif Comentario destacado por El Definido
Mauricio López | 2016-04-28 | 22:31
1
De las tres razones que se mencionan, yo me inclino principalmente por la 1ra. ¿cuántos niños y adolescentes sentirán admiración por steve jobs?¿o por bill gates?¿o por mark suckerbell?. Son sujetos exitosos que se hicieron millonarios a base de uso de la tecnología actual. ¿Algún modelo femenino? estoy seguro de que debe haber alguna mujer que se deba mencionar en la industria de la tecnología pero mis conocimientos básicos de líderes en tecnología llegan solo hasta esos ejemplos que dije.

Quisiera mencionar ademas, en nuestra infancia los niños hombres de los 90 adorábamos los juegos de computadoras o de nintendo cuando recién salieron al comercio. ¿algún papá o mamá dijo que los juegos de pc o de nintendo solo eran para hombres?, nosotros mismos cuando niños hombres fuimos los que sentimos fascinación natural por estos gráficos en pantalla, siendo la antesala de nuestra fascinación natural a la tecnología.

Las salas donde podías (y puedes) arrendar una hr de juego en un play station se llenaban de niños hombres. De mi familia de la que vengo somos 3 hermanos, 2 mujeres y un hombre, ¿quien pidió un nintendo 64 para navidad? Yo!, mientras mis hermanas pedían otras cosas como por ejemplo un televisor para la pieza o ropa. ¿quien de los 3 hermanos sabe formatear un pc? yo!, siendo que los 3 tuvimos las mismas oportunidades en aprender, pero mis hermanas tenían intereses en otras cosas. Y mi familia no fue para nada machista, ya que todos hacíamos los roles de todos: todos lavamos los platos, por dar un ejemplo.

¿Una explicación razonable a esto? quizás está en malinterpretar el mensaje de que "los juegos de computadores solo son para niños" que se escucha con frecuencia.
O porque los niños tienen más oportunidades que las mujeres de ser curiosos, debido a que a muchas niñas las sobreprotegen.

Aunque actualmente siento que es cosa de tiempo que la tecnología se nivele para ambos sexos, ya que todos los niños(as) están siendo criados juntos a computadores, notebooks, tablets y smartphones a la par. Solo hay que esperar que nuestros niños(as) sean adultos, en 30 años más.

Si pasado ese tiempo, la participación de mujeres sigue siendo menor que las de los hombres en tecnología, le daría la razón a Roberto Romero.
responder
denunciar
apoyar
Eddar Stark | 2016-04-29 | 12:01
1
el tema es complejo y a veces se puede caer en lugares comunes, existe en europa del norte (noruega) algo llamado "paradoja de la igualdad", que en un pais que fomenta y promueve la "igualdad" las brechas e intereses se profundizan, ej: 90% de las personas que estudian enfermeria son mujeres, 90% de quienes estudian ingenieria son hombres, existe un video en que consulta a especialistas en su area (profesor de sicología Richard Lippa, Simon Baron-Cohen experto mundial en autismo, Anne Campbell sicóloga evolutiva inglesa y un siquiatra noruego que trabaja con niños que tienen malformaciones genitales congénitas) sobre las razones de esta paradoja, el video es interesante y aportaria al debate me gustaria que lo vieran y me dieran su opinion
https://www.youtube.com/watch?v=2sblNk2aPzE
https://www.youtube.com/watch?v=Me3okdm0C1M
responder
denunciar
apoyar
Mauricio López | 2016-04-29 | 17:27
1
Acabo de ver los videos. La paradoja de la igualdad en Noruega en realidad habla de como un país desarrollado donde se tiene todas las oportunidades para que no haya diferencias de género, las tiene aun más. Al parecer, la explicación a esto es que allá la juventud tiene mayores oportunidades de trabajar en lo que quieren, a diferencias de otros países menos desarrollados en donde la fuerza laboral trabaja en lo que trabaja porque "es lo que hay".

Una explicación a esta diferencia en las preferencias masculinas y femeninas al parecer va más allá que lo sociocultural, ya que muestra estudios donde niños de 2 años escogen juguetes masculinos y sus pares femeninas escogen juguetes femeninos. O el estudio donde recién nacidos mujeres miran mucho tiempo más rostros de personas que las mujeres.

Otro estudio demostraba que el nivel de testosterona elevado en niños (en comparación al nivel de testosterona en niñas) hace que estos sean menos empáticos, más lentos para aprender a socializarse, con el reconocimiento de emociones (al menos hasta la edad de los 2 años), y que sientan preferencias por actividades donde hayan "sistemas", en como funcionan las cosas.

Esto da a entender que las diferencias entre hombres y mujeres podría tener una explicación biológica, además de la sociocultural. En el mismo video muestran 2 sujetos que no están de acuerdo con esta premisa, pero que no tienen fundamento para refutar que lo biológico no tiene cabida en las preferencias de cada sexo. Uno no dijo nada, el otro solo dice que mientras la ciencia no lo explique de forma exacta, seguirá diciendo que lo biológico no tiene participación. El mismo argumento para decir que Dios existe porque no han comprobado su no existencia o viceversa (es un mal argumento).

Más claro que el agua... muchas gracias Eddar, ahora tengo más argumentos para debatir sobre este tema.
responder
denunciar
apoyar
Marco Canepa | Director Creativo | 2016-05-27 | 17:32
2
Mi norma para evaluar si algo es genético o creado socialmente, es ver la historia del mundo y sus diversas sociedades, y ver si es un patrón que se repite más o menos igual, o es algo que varía de lugar en lugar.

Obviamente, las cosas que vienen en nuestra biología, se manifiestan transversalmente y pasan naturalmente a formar parte de la cultura, como resultado y no como causa; mientras que los factores originados culturalmente tienden a variar mucho más de un lugar a otro. Así que me parece que las preferencias femeninas y masculinas tienden más a un tema biológico que de crianza.

Ahora, dicho lo anterior, eso no quiere decir que la inclinación biológica no pueda ser moderada o potenciada. Es cierto que la "norma" puede tener sentido para la mayoría, pero el problema ocurre cuando aquellos que son la excepción (y a veces son muchos) no pueden hacer lo que quieren, por los prejuicios y limitaciones culturales que se les imponen.

Como uno no puede de antemano saber si su hijo o hija será parte de la excepción o la regla, debería proveerles de suficiente libertad para que pueda ser quien realmente es.
responder
denunciar
apoyar
Mauricio López | 2016-05-30 | 13:56
0
Creo que siempre habrá excepciones a lo esperado por las normas, condiciones que se "alejan más de 2 desviaciones estándar de la media en la campana de gauss", por decirlo de alguna manera. O en otras palabras, el ser muy distinto al resto, como por ejemplo ser muy afeminado o muy gordo o muy flaco. Para ello, a nuestra sociedad aun le falta muchas dosis de tolerancia.
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.