Jean Paul Olhaberry, mago, ilusionista, Pata de Cabra, Chile, mundo, trucos, comunidad, escenario
Imagen: Pata de Cabra

Uno de los mejores ilusionistas del mundo es chileno y abre el primer teatro de magia del país

El mago chileno terminó el año ganando el mayor concurso de magia China y comenzó este abriendo las puertas del Pata de Cabra, un centro cultural donde la única garantía es que los asistentes experimentaran la ilusión desde todas su máscaras.

Por Antonia Laborde @antonialaborde | 2015-01-19 | 17:39
Tags | Jean Paul Olhaberry, mago, ilusionista, Pata de Cabra, Chile, mundo, trucos, comunidad, escenario

"Los magos hoy aparecen y desaparecen", dice Jean Paul. Pero no se está refiriendo a una ilusión óptica, si no al escenario actual que vive la magia en nuestro país. No hay un lugar donde los magos puedan ir a estudiar, desarrollar nuevas teorías, presentar su magia con las condiciones necesarias, un espacio apto para generar la intimidad y energía que los actos requieren. En realidad, no existía tal lugar hasta ahora, que el Centro Cultural Pata de Cabra abrió sus puertas, prometiendo convertirse en todo eso... y más.

El Pata de Cabra está a cargo de Jean Paul Olhaberry. Seguramente su cara les resulte familiar, porque durante diez años fue parte de los Magic Twins. Lo puede haber visto rompiendo un récord de tiempo levitando en la Plaza de Maipú, o presentando su premiado espectáculo "el artista callejero" en metro Baquedano. Quizá lo vio en las noticias cuando recibió el Merlin Award, conocido como el "Oscar de la magia", galardón que han recibido ilusionistas como David Copperfield, Criss Angel y Siegfried And Roy. Si todavía no sabe por qué le suena la cara, seguramente debe ser porque leyó un titular con su fotografía el 27 de diciembre, cuando se coronó como el mejor ilusionista del mundo, luego de ganar The Best Magic Champion of China.

Ese es Jean Paul y así es su teatro de magia: una antesala con cuadros que cuentan la historia de la magia, un hombre de acero saliendo de un espejo, una barra de trago que parece no tener fin, un carro de supermercado incrustado en la pared y un cajón donde se puede hacer la ilusión de cortar a una mujer en dos, regalado por el padre de la magia chilena, el ilusionista Fernando Larraín. Todo esto es la antesala para un teatro con no más de 60 puestos, iluminado con tenues luces rojas, moradas y azules, y un bar al costado será el encargado de darle de beber al público durante los espectáculos.

Ahí, es donde ocurre la magia.

- ¿Por qué decides dejar los Magic Twins y armar el Pata de Cabra?

"Magic Twins fue un proyecto increíble que funcionó, que hizo que la magia se masificara y abriera mucho. Antes era muy de nicho, había muy pocos magos y la gente como que no creía que podía dedicarse a la magia porque no habían escuelas, dónde aprender mucho, más allá del mago Larraín que era el maestro de todos. Y cuando funciona Magic Twins, me interesaba lo que hacíamos, pero finalmente se fue transformando en un espectáculo muy... gringo, por decirlo, muy confeti, muy producido, pero con poca emoción, esencia, no tan desarrollado el arte, y yo hace rato que estaba mirando para ese lado. A mí siempre me ha gustado la mezcla de las artes, jugar desde la danza, el teatro, el circo, etc. Que la magia no sea solo un efecto que te sorprende, sino que sea una emoción que te genera un recuerdo".
"Conversamos y decidimos que ya no se podía continuar porque nosotros dos teníamos caminos muy diferentes a desarrollar. Yo siempre tuve la idea de crear un espacio de magia, donde los magos se puedan juntar, donde la magia pueda existir como un conocimiento. Un lugar donde los magos vengan, estudien y en donde puedan juntarse a desarrollar nuevas teorías y un espacio para que la magia se pueda hacer con las condiciones que necesita. Hay muchos teatros y eso esta increíble, pero la magia no se presenta mucho. Generalmente se ve en bares, esos lugares más chiquititos, pero no hay lugares que estén diseñados para la magia, que necesita una atmosfera, una cercanía, una conexión con el espacio y ahí pensé que en el proyecto Pata de Cabra".

- ¿Ha cambiado el escenario chileno en cuanto a la magia?

"Sí, antes la única escuela que había prácticamente era la del mago Larraín, que fue con quien yo aprendí y con quien aprendieron muchos magos jóvenes, pero costaba mucho conseguir más información y hoy día sí hay más escuelas de magia, hay lugares donde uno puede conocer más magos, como en las tiendas de magia; la magia fue creciendo en cuanto a los artistas de la magia y se necesitaba un espacio donde los magos sí pudieran actuar, juntar sus cosas y donde la magia exista constantemente como en otros lugares del mundo y eso era un poco mi propuesta en este espacio: Que la magia este sucediendo todo el rato, que la gente sepa que siempre hay espectáculos diferentes de magia y que el público pueda ver diferentes estilos de magia también. Porque todos creen que es solo sorprenderse, pero es como la música, está la magia más pop, rock, mas de humor, la clásica. Aquí se va a ver eso este año, van a ver muchos artistas diferentes para conocer otros estilos de magia".

Durante todo el 2015, a partir de marzo, habrán espectáculos de magia. Cada último jueves del mes, habrán magos internacionales y nacionales presentando su arte, tan diverso como los países de donde procederán los ilusionistas. Las presentaciones serán auspiciadas por las marcas que apoyan al Pata de Cabra, por lo que la entrada no tendrá costo. Quienes quieran asistir deberán concursar por sus entradas gratis a través de las redes sociales del centro cultural (TwitterFacebook). Este año partir con eso de base y un festival para diciembre, cosa de tantear el terreno y avanzar de forma segura hacia la conformación del espacio.

- ¿Se presentarán distintas disciplinas artísticas? ¿Siempre relacionadas con la magia?

"La 'línea editorial' es tener espectáculos de otras ramas del arte, pero siempre que estén relacionados con la ilusión o el concepto de generar esa atmósfera mágica. Por ejemplo, si es teatro, que sea teatro negro o teatro de marionetas. Si es que es pantomima o danza contemporánea, que tenga juegos de elemento o malabares, como de circo, que también está muy cercano a la magia. La idea es que el público vea algo diferente, de la rama del arte que sea. La idea es que se vayan mezclando las diferentes artes para que uno pueda comunicar con todo y el resultado final es una experiencia increíble. Más allá de lo sorprendente, como cuando se hace desparecer no se qué cosa... no, acá queremos que sea que lo que se viva acá en ese momento, se quiera volver a vivir".

- ¿Hoy hay material chileno para presentar y hay público para verlo?

"Sí, considero que sí hay publico chileno para verlo, cada vez está creciendo más el público al que le gusta la magia y también hay material chileno. Hay jóvenes que están haciendo cosas nuevas y que están metiéndose más en profundidad en la magia. Van a haber muchas propuestas que se van a presentar acá, pero también van a venir muchas propuestas de afuera que también se ve vean acá, para que los magos puedan aprender de eso también y que el público pueda ver cosas diferentes. Pero hoy hay magos chilenos que tienen espectáculos de nivel mundial".

Efectivamente la magia ha ido mutando en nuestro país desde la generación del mago Larraín y el mago Oli. Desde hace diez años que Copiapó realiza un Festival Internacional de Magia, hace más de cinco que Concepción también organiza uno y desde el 2013 que Valparaíso aporta con el suyo. Olhaberry respeta su calidad y asegura que ha visto a muchos magos talentosos presentarse en estas competencias. Los jóvenes están más cerca de la magia.

A partir de este año, Santiago también tendrá su festival de magia ¿la sede? El Pata de Cabra será escenario y organizador y se estima que la fecha será a finales de 2015.

El mejor ilusionista del mundo es "made in Chile"

El 2013, mientras Jean Paul se presentaba en el festival I.B.M. Magic Film en Estados Unidos, había un agente cultural chino que reparó en él. Esto, antes de que ganara la competencia, pero luego de hacerse acreedor del premio del jurado y del público en la versión 2012.

El agente chino lo invitó a competir en The Best Magic Champion of China del 2014. Olhaberry fue y presentó el mismo espectáculo que en Estados Unidos: la poesía del artista callejero. Este número, que el chileno considera como una canción para él, lo hizo convertirse en el mejor ilusionista del mundo. Pero ese no era su objetivo. El interés del chileno estaba en lo que venía después: una gira junto a otros 7 magos, por ocho ciudades al sur de China por un mes.

Con expertos de la magia de diferentes países del mundo, fueron visitando desde pueblo abandonados hasta castillos de millonarios que querían ver el arte del ilusionismo. La experiencia fue mucho más gratificante que el premio, cuenta jean Paul, quien destaca lo espontáneo que era el público ante los actos de magia.

- La magia, que evoca a la infancia de las personas ¿provoca reacciones distintas a lo largo del mundo?

"El público es diferente en diferentes partes del mundo. Todos tienen el mismo sentimiento de evocación y de niñez, de recuerdo, eso es transversal, lo que sí cambia, es la forma de reaccionar frente a algo. El público chileno es mucho más reservado en su reacción, más apagado, le cuesta reaccionar si es que no reaccionan todos en conjunto, es una reacción mucho mas interior. El público chino tenía una reacción mucho más espontánea, de risas, de juego, de expresión. Fue muy sorprendente verlos, cuando hacia la magia tenía una respuesta muy espontánea que no la había vivido acá hace tiempo".

Con todos los galardones bajo el brazo, detrás de las orejas y escondidos bajo un sombrero, muchos alumnos se le han acercado a Jean Paul en busca de encontrar en él, un maestro. Pero Olhaberry dice que aún está en etapa de búsqueda, de estudio, de desarrollo de nuevas técnicas, como para dedicarse a la enseñanza. De todas formas, asegura que cada vez que alguien le pide su consejo, él lo trata de guiar.

- ¿Qué le aconsejarías a un joven que quiere dedicarse a la magia?

"Que la magia, como todo arte, necesita mucho estudio, mucho trabajo y mucha pasión también. Cuando uno hace un efecto, se ve increíble, pero hay mucho trabajo atrás para llegar a mostrarlo. Es un arte súper complejo en ese sentido. Antes de empezar a mostrar, se necesita un desarrollo de mucho estudio, mucho trabajo, mucha dedicación. Después cuando uno ya logra tener una obra en la magia, tu canción, tu espectáculo, ahí hay que empezar a comunicarse con otros magos para poder darse a conocer. Hoy están sucediendo festivales de magia en varias ciudades, y ahora también está el Pata de Cabra. Mi idea también es recibir a magos jóvenes que quieran mostrar cosas y que vengan acá para ayudarlos y que construyan un poco su carrera mostrándose de aquí hacia afuera".

Ya saben, los interesados en presentarse sobre el escenario o en ser espectadores del ilusionismo: hay un nuevo espacio para ustedes y está con las puertas abiertas en Bombero Núñez 312, barrio Bellavista. 

¿CÓMO TE DEJÓ ESTE ARTÍCULO?
Feliz
Sorprendido
Meh...
Mal
Molesto
ESTADÍSTICAS: APOYO A FRASES DE ESTE ARTÍCULO
Estas estadísticas sólo se le muestran a los usuarios que ya han dado su opinión con un click sobre alguna de las frases rojas destacadas en el texto del artículo.
Comentarios
Arturo B. | 2015-01-20 | 08:47
5
QUIERO
IR
AHORA
YA
ESPECTÁCULO
MAGIA
WIIIIIIII!!!

Espero hace años por algo como esto... al igual que por un festival de la comedia como los que hacen los gringos con monólogos tipo Coco Legrand y las chicas del Club de la Comedia (cuando todavía era Comedia y no Fomedia)... Ignoraba que en regiones se hacían festivales de magia, acá en la capital nunca! Y es tan genial! Ya quiero dos entradassssssssss!!!
Oye? Y El Definido no se podrá conseguir unas entradas para regalar? :D
responder
denunciar
apoyar
Antonia Laborde | Periodista | 2015-01-20 | 09:43
2
Jajaja puede ser, pero si no, de todas maneras estaremos avisando de los espectáculos para que nuestros lectores participen por sus entradas!
responder
denunciar
apoyar
Paper Luis | 2015-01-20 | 09:43
3
Se ve bien bueno el proyecto de Jean Paul. Me gustaría ganarme sus entradas... y también aprender de ilusionismo. (Si ya hago que el sueldo me alcance hasta fin de mes, algo de magia tendré)

A mi me gusta mucho el estilo de humor negro y magia que hace Edo Caroe. Los trucos que hace son muy buenos, pero la gente se queda con el humor negro solamente.

Saludos
@paperluis
responder
denunciar
apoyar
Agustín Arenas Salinas | 2015-01-20 | 09:47
2
Que buen proyecto, espero que este lleno de exito, el ilusionismo es un arte muy bonito, y el hacerlo en mi caso es algo que te relaja, tienes que enfocarte mucho en que salga bien que llega a ser relajante!
responder
denunciar
apoyar
Arturo B. | 2015-01-20 | 10:19
3
Ese "enfoque" full en sólo eso que estás haciendo y hacerlo bien es un excelente ejemplo de mindfulness... Estar presente única y exclusivamente en eso que estás haciendo y callando toda la cháchara mental extra. El simple silencio de toda la cháchara extra le da un descanso GENIAL a la mente :D.
responder
denunciar
apoyar
Joselin Rivas | 2015-01-22 | 17:37
1
Me encantó la idea, yo tb fui al show de Edo Caroe y he seguido buscando show de ese tipo y no hay ninguno, ojala hagan muchas funciones para que todos podamos ir, a lo mejor podrían mantener las entradas a costo 0, pero con alguna caja abierta para donaciones al final del show, sin ningún tipo de obligación para que así sea más sustentable y perdure en el tiempo...

Ya estoy siguiendo el twitter por que quiero entradas!!!!
responder
denunciar
apoyar
* Debes estar inscrito y loggeado para participar.
© 2013 El Definido: Se prohíbe expresamente la reproducción o copia de los contenidos de este sitio sin el expreso consentimiento de nuestro representante legal.